Poetas de Cuba: José Martí

José Martí (1853-1895). Cuba

Retrato de José Martí

José Martí nació en La Habana y, además de participar activamente en la actividad política como uno de los líderes de la independencia de Cuba, destacó también por su actividad literaria, siendo un precursor del movimiento modernista en su país. Criado en una familia humilde, José Martí participó desde muy joven en movimientos revolucionarios que lo llevaron a ser deportado a España, donde estudió Derecho y Filosofía y Letras. Viajó por Europa y América y vivió algún tiempo en México y también en Nueva York.

La poesía de José Martí supone un adelanto al movimiento modernista. Su obra más conocida, titulada Versos libres,  fue totalmente innovadora y renovadora en el ámbito poético y llamó la atención de escritores tan notables como Miguel de Unamuno. Sus versos enérgicos, de una enorme fuerza, tienen una carga emocional evidente. Las temáticas principales de sus poesías son el amor y el sufrimiento. En cierto sentido, en sus versos todavía perviven ciertas connotaciones de la poesía del romanticismo, aunque su estilo, muy personal, va mucho más allá. Uno de los poemas más representativos que José Martí que aborda las temáticas del sufrimiento y del amor es el que a continuación pueden leer, cuyo título, bastante expresivo es “¡Dolor! ¡Dolor! Eterna vida mía“:

¡DOLOR! ¡DOLOR! ETERNA VIDA MÍA

¡Dolor! ¡Dolor! eterna vida mía, 
Ser de mi ser, sin cuyo aliento muero!

***

Goce en buen hora espíritu mezquino 
Al son del baile animador, y prenda 
Su alma en las flores que el flotante lino 
De mujeres bellísimas engasta:—

Goce en buen hora, y su cerebro encienda 
En la rojiza lumbre de la incasta 
Hoguera del deseo:—

Yo, —embriagado de mis penas,— me devoro,
Y mis miserias lloro,
Y buitre de mí mismo me levanto,
Y me hiero y me curo con mi canto,
Buitre a la vez que altivo Prometeo.—
.

En este poema se puede apreciar el sufrimiento que expresa el poeta desde los primeros versos. Un sufrimiento que viene dado por su entrega total y absoluta a los sentimientos más pasionales: al amor y al deseo. Consciente del origen de su dolor, el poeta se entrega conscientemente a él, castigándose cruelmente, lo que podemos deducir del símil que hace entre su aflicción y el mito de Prometeo, pues siente que sus entrañas son devoradas por un buitre que lo castiga impíamente. Aunque no se menciona explícitamente, el lector intuye que ese sentimiento de desolación proviene de ese deseo por amar y, probablemente, no ser amado.

 

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies