Mal comportamiento. Mary Gaitskill: El sadomasoquismo sin justificaciones

Mal comportamiento. Mary Gaitskill. Reseña de Cicutadry

La escritora norteamericana Mary Gaitskill obtuvo renombre internacional de la noche a la mañana cuando uno de los cuentos integrados en Mal comportamiento, titulado Secretaria, pasó a la gran pantalla en una producción independiente que estuvo nominada a los Globos de Oro en 2002. Secretary (o La secretaria en los países hispanohablantes) fue un referente del cine sadomasoquista hasta la irrupción, años después, de Cincuenta sombras de Grey, aunque la diferencia de calidad entre ambas es notoria, como se explicará más abajo.

Conductas anómalas

Mal comportamiento es un libro de 9 relatos que tienen en común el comportamiento anómalo de sus personajes. Anómalo en el sentido más extenso del término y, tal vez, también en un sentido literario, puesto que rompe las tradicionales conductas convencionales más o menos habituales en la literatura, que suele ser complaciente con los lectores.

Nótese el mal comportamiento del protagonista masculino del primer relato del libro, titulado Tarjeta de San Valentín, cuyo comienzo reza así:

Joey sabía que su romance con Daisy le podía arruinar la vida, pero eso no lo detuvo. En realidad, le gustaba la idea. Hacía mucho tiempo que no tenía la sensación de que su vida no estuviera en peligro de arruinarse todavía más y le divertía pensar que aún era posible.

Este personaje, Joey, no es muy diferente a cualquier persona del mundo real. Sus relaciones sentimentales siguen un patrón bastante habitual de conducta: necesita sentirse amado; y para ello es capaz de acercarse a cualquier abismo con tal de conseguir un poco de cariño.

Normalizar las relaciones sadomasoquistas

Los personajes de Mal comportamiento son seres con deficiencias emocionales. El objeto de deseo de Joey, Daisy, tiene un comportamiento destructivo –y autodestructivo- muy marcado, propio de las personas con baja autoestima. El desastre aparece cuando coincide con otra persona con la misma baja confianza en sí misma, y a pesar de que no pierden la lucidez acerca de sus conductas –y esto hace que el cuento esté muy logrado-, a pesar de saber que se dirigen hacia el abismo, no por ello lo evitan.

-Si eres bueno conmigo, probablemente te haré desgraciado. Ya me ha pasado con otras personas.

-Tú no puedes hacerme desgraciado.

-Solo soy amable con la gente que se porta más bien mal conmigo. Una vez alguien me dijo que me mantuviera alejada de un tío porque pegaba a las chicas. Así que empecé a flirtear con él como una loca. ¿Verdad que no es normal?

En este magnífico cuento, la necesidad de él de sentirse aceptado, y la necesidad de ella de ser maltratada deriva en una relación sadomasoquista. Como más abajo veremos con el relato Secretaria, Mary Gaitskill lo que hace es normalizar las relaciones sadomasoquistas, sacándolas de su contexto sexual para llevarlas a una relación personal y sentimental basada en las necesidades de los dos miembros de la pareja.

El amor por las prostitutas

Hay dos cuentos excelentes en Mal comportamiento relacionados con la prostitución, abordada ésta también desde un punto de vista normalizado, habitual. Digo esto porque es habitual que en el mundo de la prostitución los clientes se enamoren de las prostitutas y, en ocasiones, sean correspondidos.

En Algo maravilloso un cliente conoce a Lisette, una prostituta que le llama la atención porque no finge nada, sino que hace su trabajo con absoluta naturalidad. Esto no quiere decir que se encandile de él, ni mucho menos, sino que simplemente se limita a estar con él el tiempo contratado sin sentirse obligada a nada y esta naturalidad, tan poco propia en el mundo de la prostitución, encantará a Fred.

¿Qué lleva a un hombre casado a enamorarse de una prostituta? Fred es un hombre felizmente casado, o al menos eso dice. Mary Gaitskill es lo suficientemente habilidosa como escritora como para dejar una línea de sombra en el mal comportamiento de Fred, esa línea que habría de traspasar para dejar la confortable seguridad de su matrimonio para adentrarse en el mundo enigmático de la cotidianeidad de una prostituta.

El amor de las prostitutas

Puede ocurrir que la prostituta un día desaparezca de repente cuando vuelves a verla y nunca se sepa cómo pudo ser esa relación ideal en la mente del cliente. O puede ocurrir que la prostituta sí se encandile del cliente, como es el caso del cuento Tratando de ser.

Como su título indica, en esta historia la prostituta trata de ser algo que está en su ideal –digamos, en su yo ideal– a través de un cliente que se enamora de ella. Stephanie no es una profesional exactamente, sino se mete en el oficio cuando está asqueada de su monótono trabajo en una oficina, y además necesita dinero rápido.

Esa falta de escrúpulos, a ojos del mundo, sería aparentemente el mal comportamiento de Stephanie, y decimos que es solo en apariencia, porque el mal comportamiento está en creer que se puede alcanzar el yo ideal a través de una relación sexual nacida en la cama.

En su caso, será un profesional felizmente casado el que acuda diariamente a su cita con Stephanie y le haga subir su autoestima. De alguna manera, este abogado es una especie de salvador, de ayudador que le abre la puerta hacia un mundo que ella desea habitar y que, por casualidad, encuentra en una casa de citas. El hecho de que esto ocurra en una habitación en el que el sexo es mercenario tendrá su importancia.

La secretaria

Secretaria es, como decíamos más arriba, el título del cuento que dio fama a este libro y a su autora. La historia es sencilla: una chica humilde que estudia mecanografía encuentra un trabajo de secretaria en el bufete de un abogado llamado Grey. Ella cree que está realizando bien su labor, pero un día el abogado le enseña algunas cartas que ha escrito, llenas de faltas de ortografía e incorrecciones.

Por mucho que se empeña, ella es incapaz de realizar mejor su trabajo: solo lo hace bien cuando le es recriminada su torpeza. En una de estas recriminaciones, el abogado le ruega que se eche sobre la mesa, le sube la falda, le baja las bragas, y le pega en las nalgas.

Este mal comportamiento, a todas luces lesivo contra la dignidad de la secretaria, sin embargo le produce una gran excitación. Cuando llega a su casa por la noche, se masturba varias veces. Esa excitación irá en aumento conforme es castigada en otras ocasiones.

El mal comportamiento en este relato es atroz desde la perspectiva d la sociedad: sin duda se trata de unos malos tratos en el mundo laboral, pero la autora estadounidense lo escribe de tal manera que no se puede tomar como tal, salvo que se tenga una cierta estrechura de miras.

Es evidente el componente sexual de esta relación entre un hombre y una mujer que, casualmente, ejercen de jefe y secretaria. Es también evidente que el abogado castiga corporalmente a su secretaria porque puede hacerlo, porque sabe que no será denunciado por ello, porque hay en este tipo de relaciones sadomasoquistas una química que no puede explicarse con palabras.

Lo que no contó Cincuenta sombras de Grey

Por ese motivo, la película La secretaria es un referente en el mundo cinematográfico del BDSM: el sadomasoquismo está mostrado de una forma natural, convincente, diríamos que ineludible entre dos seres con estas inclinaciones sexuales.

Mal comportamiento. Mary Gaitskill. Reseña de Cicutadry
Fotograma de la película La secretaria (2002), protagonizada por James Spader y Maggie Gyllenhaal

Lo que en Cincuenta sombras de Grey no es más que la historia de La Cenicienta elevada al sentimentalismo con ínfulas con un sadomasoquismo explicado más como una tara que como una conducta sexual libremente elegida, en La secretaria esta conducta aparece implícita, que es lo normal en la vida real.

Podríamos decir que en Cincuenta sombras de Grey sí existe mal comportamiento por parte de Grey, puesto que ese comportamiento proviene de razones oscuras que el protagonista justifica de una forma bastante papanatas, mientras que el mal comportamiento del Grey abogado de La secretaria -¿casualidad en la elección del mismo nombre por parte de E. L. James?- está en la forma abrupta de mostrar una superioridad en el plano sexual a través del plano laboral.

Si bien la película adolece de explicaciones innecesarias dirigidas al gran público que en el cuento no existen, Secretaria es una magnífica historia para comprender las conductas sadomasoquistas, mucho menos oscuras de lo que han pretendido enseñarnos otros fenómenos literarios posteriores. Como ocurre en el relato, a veces no hacen falta palabras para conectar con otra persona a nivel erótico o sexual: basta con un gesto, la comprensión de una mirada, esa química que tantas veces olvidamos por exceso de justificaciones absurdas.

Mal comportamiento. Mary Gaitskill. Edhasa.

Acerca de José Luis Alvarado

José Luis Alvarado
Dijo el sabio griego que nada es comunicable por el arte de la escritura; tras apurar la copa de seca cicuta, su discípulo dilecto lo traicionó y acaso lo perfeccionó transmitiendo por escrito sus irónicos conocimientos. Como antes hiciera Montaigne, pienso que la obra de un autor se prolonga y modifica cada vez que se escribe sobre ella. La memoria, que fue oral y minoritaria, ahora se multiplica con cada palabra que integra y justifica el continuo universo, también llamado la Red.

Check Also

Casa grande

Casa grande, de Luis Orrego Luco: escenas de la vida en Chile.

Casa grande, de Luis Orrego Luco, describe a través de su novela social la historia …

Deja una respuesta