Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin: el relato confesional

Manual para mujeres de la limpieza se ha convertido en una de esas sorpresas literarias que gratifican a los lectores amantes de los relatos. Este libro ha resultado ser una obra maestra de una autora ignorada y descubierta hace no demasiado tiempo: Lucia Berlin. Se trata de una escritora norteamericana que elaboró una serie de relatos cortos absolutamente brillantes, originales y cargados con la voz propia y perentoria de una mujer que tuvo la capacidad de enfrentarse a todo tipo de dificultades para mantenerse a flote.

Lucia Berlin y el gran relato norteamericano

Este libro es una antología de un total de 42 relatos breves. Y la dinámica de todos ellos funciona siempre de una forma prácticamente idéntica. Casi todos los relatos emplean la primera persona, y todos ellos beben directamente de las experiencias vitales de Lucia Berlin, lo que nos muestra de forma frontal y sin tapujos a la autora y sus obsesiones, así como los obstáculos, las barreras y las escapatorias que plantea.

Lucia Berlin fue una mujer que tuvo que cuidar sola a sus hijos, abrirse camino a través de infortunios y de múltiples trabajos para alimentarlos sin ayuda. Era una mujer venida a menos, que había tenido una juventud dorada cubierta de lujos y que ahora se tenía que enfrentar a la vida real en un ambiente que no favorecía ni apoyaba a las mujeres trabajadoras y separadas.

Y en ese contexto se desarrollan buena parte de sus relatos. Todos los amores que fracasaron, las penurias monetarias y laborales que tuvo que soportar, el estilo de vida disipado y único que se vio obligada a llevar, esa necesidad de amor que ningún hombre era capaz de satisfacer y, cómo no, el alcoholismo prácticamente crónico al que se vio arrastrada.

Es por eso que sus relatos hablan sobre mujeres fuertes, que tratan de prosperar y mantenerse. Mujeres que han sido insultadas o repudiadas, mujeres a las que los hombres han tratado mal, mujeres que se están enfrentando al modelo social establecido en esa época.

El relato que da nombre a este libro Manual para mujeres de la limpieza, por ejemplo, consiste en un conjunto de consejos que ofrece Lucia Berlin para todas aquellas mujeres que se dediquen a la limpieza en casas ajenas. Y lo cuenta a través de su propia experiencia, ya que también ella trabajó limpiando pisos y apartamentos.

Aséptico y directo, el estilo de una gran narradora

Siguiendo la tradición de los grandes cuentistas norteamericanos, Lucia Berlin no emplea grandes artificios formales ni una prosa excesivamente poética en sus escritos. En su mayoría se trata de relatos autobiográficos, en los que se camuflan realidad y ficción, y buena parte del peso de la escena recae siempre en la propia acción. Esto no le quita, ni mucho menos, mérito o calidad a la autora. Y es que podemos intuir que el proceso de selección y fragmentación de las propias historias es lo que le asegura buena parte de ese éxito.

En cuanto al tono, no está exento de ironía y, en muchos casos, aparecen giros que destacan porque parecen querer remarcar un intencionado sentido estético, resultando mucho más líricos que el resto de la historia. En cualquier caso lo realmente brillante es que Lucia Berlin no parece realizar esfuerzos exagerados para ofrecer una versión pulida de la realidad. Su escritura es aparentemente sencilla. No hay diálogos exuberantes ni descripciones preciosistas. No hay nada más que la misma vida de Lucia Berlin. Y, en su caso, por aséptico que parezca el lenguaje utilizado, no nos resulta monótono y mucho menos poco elaborado. Por el contrario, su estilo es extremadamente pulido, el estilo de una escritora que domina a la perfección el género en el que está trabajando. Y en este caso, no cabe duda de que Lucia Berlin se ha ganado por méritos propios su lugar como una de las grandes escritoras de relato breve de la literatura.

En Manual para mujeres de la limpieza el lector encontrará una recopilación de algunos de los momentos vitales de una autora absolutamente brillante y, a día de hoy, relativamente desconocida. Una antología que recomendamos encarecidamente por su altísima calidad y sinceridad. Pocas veces un libro ha mostrado de una forma tan diáfana el alma de su autor como en este extraordinario conjunto de relatos. Hay que leer a Lucia Berlin.

Manual para mujeres de la limpieza. Lucia Berlin. Alfaguara.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Retrato de Pierre Michon

Vidas minúsculas de Pierre Michon: el biógrafo biografiado

Vidas minúsculas fue publicado en 1984 con escaso reconocimiento. Fue la primera obra del autor, …

Deja un comentario