El fantasma y la señora Muir. Joseph L. Mankiewicz

001fantasma y sra Muir7Lo que para Mankiewicz supuso una pequeña obra de iniciación, para los rendidos amantes de su talento, no puede ser menos que una joya  entre su legado cinematográfico por la sensibilidad, el humor y la sutileza con que está narrada.

Esta es una película con fantasma, sí. Es una película sobrenatural pero, ante todo, es una película de amor entre dos personas condenadas a vivir en mundos separados. Por la vida, en el caso de Lucy. y por la muerte, en el caso del capitán Gregg.

Mientras Lucy se nos presenta como una mujer joven, viuda e inexperta, con una vida convencional y sin más futuro que ver crecer a su hija, , el capitán  aparece como un fantasma huraño y egoísta que se dedica a espantar cualquier intento por parte de los simples mortales de ocupar su casa.

Se necesita poco metraje para comprender que ambos tienen una cosa en común desde el primer momento: los dos aman un mismo lugar, la casa frente al mar.

La decisión de Lucy de vivir en ella a pesar de tener un fantasma, la convierte ante nuestros ojos y los del capitán Gregg en alguien excepcional y con determinación y el hecho de que él la acepte como inquilina de su casa, demuestra un carácter menos irascible del que aparenta y curiosidad por esa mujer, por otro lado, nada vulgar.

La relación que se entabla entre ellos es casi conyugal sin que pueda mediar el contacto físico, pero observamos como él la ve desnudarse todas las noches, como la ve dormir y la naturalidad con la que ella termina aceptando su presencia: al fin y al cabo, es solo un fantasma.

Sus largas conversaciones, su comprensión y entendimiento, el reconocimiento, siempre presente, de que viven en mundos distintos, en tiempos diferentes, hace que aún se admiren más pero también que surjan los celos, los enfados.

Esta relación imposible entre vida y muerte solo puede tener un camino, el del sacrificio.

Lucy tiene una vida que ha de vivir, con sus aciertos y sus errores. Alguien debe renunciar a esa relación y es el fantasma del Capitán el que puede y debe desaparecer.

En una escena  conmovedora vemos como se despedirá de su amada Lucía, susurrando  su adiós mientras ella yace dormida, sin poder llegar a tocar sus labios y condenándola al olvido, a creer que todo fue un sueño y que él, o mejor dicho, su fantasma, nunca existió y que tan solo es un cuadro colgado en una pared.

Vemos transcurrir el tiempo, cómo ha sido engañada por un hombre real y cómo ha permanecido sola hasta la vejez, con la única compañía de su hija y su criada, añorando un sentimiento del que desconoce su procedencia y esperando siempre en su casa frente al mar, el único lugar donde podía vivir y con el sonido del oleaje como compañero en el solitario devenir de los años.

Solo la muerte puede unirlos, solo la muerte puede hacer que vuelvan a vivir su amor eterno. Solo en ese instante se produce lo que hemos esperado y deseado para estos maravillosos personajes.

Acerca de María José

Avatar

Check Also

Blade Runner vs. Blade Runner: el sueño del unicornio

Blade Runner vs Blade Runner: El sueño del unicornio Recuerdo cuando tener Canal Plus era …

Deja una respuesta