Cleopatra. Joseph L. Mankiewicz

006.cleopatra

Cleopatra. Joseph L. Mankiewicz

Este año se cumple el cincuenta aniversario del estreno de Cleopatra.

Durante un tiempo fue mucho más conocida por ser la película que arruinó una productora, por los escándalos que causó la relación extraconyugal de Taylor-Burton durante el rodaje, o por la forma en que productor, director y actores renegaron de ella.

Todo ello hizo que no se admirase en todo su esplendor, ni alcanzase el sitio que merecía en el Olimpo de las grandes películas.

Cuando la Fox decidió rodar Cleopatra, la productora buscaba desesperadamente un éxito, quizá a la sombra del obtenido por Ben-Hur, con la intención de salir de la casi quiebra en la que ya se encontraba.

Apostaron por Elizabeth Taylor como reina de Egipto que exigió lo que nunca se había pagado a ninguna otra actriz en la historia y se lo concedieron. El rodaje comenzaría en Inglaterra bajo la dirección de Rouben Mamouliam y con Peter Finch y Stephen Boyd como Julio César y Marco Antonio, respectivamente. Se necesitaron pocas semanas para que la producción fuese un fracaso: los actores rechazaban de plano el guión que se les entregaba, Taylor enfermó gravemente y tuvo que volver a América y el visionado de lo rodado hasta ese momento, parecía más una película de serie B que una gran superproducción. La ruina ya había comenzado.

Apartado Mamouliam del proyecto, por sugerencia de Elizabeth Taylor, se le ofreció la dirección a Joseph L. Mankiewicz, que aceptó.

Comenzaron de nuevo a rodar, esta vez en Roma y desde cero con Rex Harrison como César y Richard Burton en el papel de Marco Antonio.

Mankiewicz tenía claro que había material suficiente para cumplir su sueño, que no era otro que rodar la película en dos partes independientes pero complementarias. La primera sería César y Cleopatra basada en la obra de G. B. Shaw y la siguiente Marco Antonio y Cleopatra tomando como base a Shakespeare.

El rodaje fue caótico y extenuante, Mankiewicz escribía el guión de noche y lo rodaba de día. Así durante casi dos años que estuvieron a punto de costarle la vida.

Cuando por fin se estrenó en 1963, la versión de casi siete horas que él había rodado, fue mutilada por orden del productor Darryl F. Zanuck, hasta ser reducida a unas tres horas.

Durante años el director se negó a hablar de Cleopatra y cuando lo hizo fue para quejarse amargamente de cómo habían destrozado lo mejor que había hecho en su vida.

Actualmente, tenemos una versión de cuatro horas y lo que vemos no es otra cosa que una obra inteligente, coherente, elegante, con diálogos vibrantes, y de una nitidez en la exposición de la trama y una fluidez en los planos que solo nos hace preguntarnos qué veríamos entonces si pudiésemos contemplar su obra completa tal y como la concibió y la rodó Mankiewicz.

Bajo la apariencia de una obra fastuosa desde el principio se observa que el camino escogido por el director es el del más puro intimismo. La mayoría de las secuencias se desarrollan con muy pocos personajes y casi siempre están rodadas en plano medio. No existe ostentación en los planos a pesar de su magnífica escenografía y las grandes batallas, más que verlas, las intuimos a través de elipsis, miradas o comportamientos de los protagonistas.

Solo hay una gran escena para la espectacularidad y es la entrada de Cleopatra en Roma, rodada con una bellísima elegancia y maestría.

El centro siempre será Cleopatra y a través de su relación con César y Antonio se expondrá el deseo insaciable de poder, la admiración y atracción que desprenden aquellos que la ostentan, y también cómo la ambición puede sucumbir ante la pasión, el amor y la muerte como única salida final.

Sin el pulso firme en la escritura y ante la cámara de Mankiewicz, sin los tres protagonistas que hicieron suyos por siempre y por derecho propio a los personajes que interpretaron y sin la magnífica banda sonora de Alex North y la fotografía de Leon Shamroy, no habría sido posible esta obra de arte.

Con la perspectiva que da el paso del tiempo, esta película merece un sitio de honor en la historia del cine. Quizá, todavía exista la mínima posibilidad de poder encontrar algún día y en algún sótano perdido, el resto de material que fue despreciado y podamos verla en todo su esplendor. Aun sin ello, estamos seguros de poder afirmar, como dijo el Sr. Mankiewicz, que es la obra más hermosa que había hecho en su vida.

Acerca de María José

5 Comentarios

  1. Estupendo artículo, muy bien documentado. Ojala algún día esas siete horas puedan estar a nuestro alcance.

  2. Una de las más bellas películas de la historia del cine, sin duda: majestuosa, como si fuera dirigida al mismo público del Olimpo, película para dioses.
    Liz Taylor es junto con Paul Newman (en Éxodo) un fenomeno natural, como un volcán, una catarata, o la aurora boreal. Está por encima de cualquier cánon estético, es lo sublime, lo real y lo irreal.
    Cuando nuestras hijas, iniciadas ya en el “cine de altura” vieron la escena mencionada de la entrada de Cleopatra en Roma, quedaron tan impactadas como aquellos romanos presenciaran en su momento la escena real. Jamás se borrará de sus pupilas.

    • José Luis

      Mi querida Teresa, con tu exquisito comentario has demostrado un montón de tus muchas virtudes que paso a enumerar:

      1º Se ve que has visto mucho cine y además cine del bueno (en verdad el cine del malo no es cine sino mercadotecnia).

      2º Que, además, sabes un mogollón de cine y sabes transmitir tu pasión por el cine.

      3º Que tu apreciación sobre Liz Taylor no es solo acertada sino que hasta te quedas corta. Supongo que por motivos que no vienen al caso, solo te ha faltado decir que Liz Taylor estaba buenísima y que sus ojos color violeta solo podían ser comparables con los pedazos de diamantes que le regalaba Richard Burton.

      4º Que, subrepticiamente, creo que le estás diciendo a María José que hable de La gata sobre el tejado de zinc, cuyas tórridas escenas de los dos guapísimos protagonistas merecen un comentario casi pornográfico.

      5º Que por el comentario que haces de tus preciosas hijas (y porque lo sé desde siempre), se demuestra claramente que sus preclaras inteligencias proceden indudablemente de los genes maternos, ya que el padre (como yo) nos quedamos en el Gordo y el Flaco, tal vez bajo la incierta influencia de tragarnos todos los episodios de los payasos de la tele desde que teníamos los dos chupete.

      6º Que escribes maravillosamente… ni que hubieras estudiado periodismo.

      7º Que, además, tu estilo literario se asemeja sospechosamente al de Paloma Gómez Borrero.

      8º Y por último, que te animo a que escribas en esta tu página sobre lo que te dé la gana, a ser posible en italiano. Siamo d’accordo?

  3. Siamo d’acordo, in particolare nel punto quattro: Gata sobre el tejado de Zinc, ya!

    Liz Taylor-Cleopatra se merecen un diálogo largo y apasionado como el que ha iniciado nuestra querida MJosé.

    Un bravo por su atinada selección.

  4. Tuve ocasión de ver este colosal monumento de la cinematografia universal en majestuoso todd ao de luxe-leon shamroy-y banda sonora de Alex North,la madrugada de ayer en el canal barcelona tv,canal del ayuntamiento de Barcelona que ofrece en general buenas peliculas ,muchas de ellas en lengua española,la verdad es que yo recuerde la de ayer fue la primera vez en mi vida que vi la versión cmpleta de esta obra mayor de la cinematografia-233 minutos,las otras cpias que han circulado durante años creo que eran de 18o o 189 y pico minutos-jamas he tenido la ocasión de contemplar CLEOPATRA en la pantalla panoramica de un cine,siempre en reposiciones televisivas,generalmente con el doblaje original español de su estreno,la de ayer en BTV era en lengua catalana,como muy bien dice M JosÉ,se nota que el maestro Mankyewyck pretendió llevar este larguisimo y denso “PEPLUM” AL terreno del intimismo,del dialogo,de las relacciones humanas,naturalmente la pelicula es una superproducción y ademas un “peplum”,muy en boga ambas combinaciones desde la llegada del cinemascope en el 53 y el posterior desarrollo del cinerama-anterior al scope-el technirama,el todd ao,el superpanavisión.CLEOPATRA no podia ser de ningún modo otra pelicula al estilo del JULIO CESAR rodada por mankyewyck en 1953 en Blanco y Negro y practicamente en estudio,sin acción y repleta de dialogos,la escenografia de la pelicula es fastuosa-el puerto de Alejandria,el palacio de Cleopatra-el vestuario de Elizabeth taylor ha pasado a los anales de la leyenda-recuerden que cobró la astronomica cifra de 1 millon de dolares,astronomica para la epoca claro,cuando el dolar estaba a 6o pesetas-las interpretaciones de rex harrison,richard burton o roddy mcdowell son sencillamente antologicas,Rex harrison nos presenta a un Julio Cesar lleno de humanidad,una especie de dictador bondadoso,el papel de Richard burton como el cobarde y dubitativo,pero enamorado Marco Antonio es uno de los grandes logros de la carrera del actor gales,fallecido a los 6o años en 1984,OCTAVIO es un ser torvo y mezquino de la mano de Rddy Mcdowell,que pocas veces tuvó en el cine papeles con tanta enjundia como este,todo el mundo recuerda la entrada fastuosa de CLEOPATRA en la ciudad de ROMA,en aquella carroza con forma de piramide,arrastrada por docenas de esclavos africanos,pero detras de secuendias tan impactantes-o de las bien rodadas batallas maritimas de la parte final de la pelicula-queda el retrato de unos personajes,de una epoca y una aguda disección de las debilidades humanas,cosa en la que era maestro Joseph Leo mankyewyck,a quien debemos peliculas como EVA AL DESNUDO,MUJERES EN VENECIA,L DIA DE LOS TRAMPOSOS O LA HUELLA,atras quedan todos los escandalos acaecidos durante el rodaje de la superproducción,las enfermedades de la protagonista,la historia de amor de la taylor y nBurton,el fracaso economico de la pelicula-que estuvo a punto de hundir a la FOX-CLEOPATRA quedará como una de las obras maestras del cine de todas las epocas

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies