Aves sin nido, de Clorinda Matto: una llamada a la educación social

Portada de Aves sin nido, de Clorinda Matto

Aves sin nido podría catalogarse como una obra de denuncia social. Se trata de una novela de carácter indigenista escrita por Clorinda Matto a finales del siglo XIX. Sin duda fue toda una bomba en su momento, tanto por estar escrita por una mujer como por tocar temas sociales sumamente sensibles.

Papel didáctico de la novela

Para Clorinda Matto, la novela debe tener un papel didáctico y esto es algo que sin duda no se le escapa al lector de Aves sin nido. En el prólogo de la novela, la autora se expresa así:

En los países en que, como el nuestro, la Literatura se halla en su cuna, tiene la novela que ejercer mayor influjo en la morigeración de las costumbres, y, por lo tanto, cuando se presenta una obra con tendencias levantadas a regiones superiores a aquéllas en que nace y vive la novela cuya trama es puramente amorosa o recreativa, bien puede implorar la atención de su público para que extendiéndole la mano la entregue al pueblo.

Y para subrayar ese carácter educativo de la novela, y el deseo de que tenga una influencia social beneficiosa, Clorinda Matto concluye su prólogo con estas palabras:

Repito que al someter mi obra al fallo del lector, hágolo con la esperanza de que ese fallo sea la idea de mejorar la condición de los pueblos chicos del Perú; y  aun cuando no fuese otra cosa que la simple conmiseración, la autora de estas páginas habrá conseguido su propósito, recordando que en el país existen hermanos que sufren, explotados en la noche de la ignorancia, martirizados en esas tinieblas que piden luz; señalando puntos de no escasa importancia para los progresos nacionales y haciendo, a la vez, literatura peruana.

¿Qué encontraremos en Aves sin nido?

Esta obra romántica y costumbrista lleva los conflictos étnicos en la sierra peruana hasta el extremo, llegando a caer incluso en maniqueísmos. La premisa inicial se presta a ello, ya que ubica la historia en un pueblo en el que conviven dos comunidades diferenciadas: blancos e indígenas. Los blancos tienen todo el poder y, simplemente en su lenguaje y en sus costumbres, vemos que ostentan un lugar de opresión sobre los indios. Estos últimos son descritos como seres inocentes, víctimas de la codicia y el odio de la clase dominante.

La acción de esta novela transcurre en un pueblo ficticio de la sierra peruana llamado Killac, un lugar donde contrasta la belleza del paisaje con la miseria en la que viven sus habitantes.

El conflicto inicial de Aves sin nido.

La acción gira, por un lado, en torno a la familia de indios Yupanqui, compuesta por Juan, Marcela y sus dos hijas, Margarita y Rosalía; y, por otro, en torno a la pareja de forasteros recién llegados al poblado, los Marín: Fernando y Lucía.

Al comienzo de la novela Marcela Yupanqui acude a casa de los Marín para pedirles ayuda. Les explica que su marido Juan Yupanqui y ella misma han contraído una deuda con el cura Pascual. Lucía Marín se apiada de Marcela y se muestra sorprendida por la situación de explotación que vive la comunidad indígena de Killac, de modo que se presta a ayudar a la familia Yupanqui.

Sin embargo, la pareja de los Marín no imagina que esa actitud solidaria les ocasionará graves problemas en la comunidad, llegando a organizarse incluso un ataque contra su propia casa. Esta reacción virulenta se debe a que los gobernadores y autoridades eclesiásticas ven peligrar sus privilegios si comienzan a defenderse los derechos de las clases más humildes y trabajadoras.

Los amores imposibles.

Las “aves sin nido” a las que alude el título se refieren a las personas que viven en Killac y se encuentran desamparadas. La primera de esta pareja de «aves» está formada por Margarita y Rosalía, las dos hermanas indias que pierden a sus padres muy jóvenes. Esta pareja de hermanas será adoptada por la familia Marín, por lo que las cosas empezarán a cambiar de rumbo.

La otra pareja está compuesta por Margarita y Manuel, un muchacho de clase social alta que está enamorado de Margarita. Este amor plantea varios problemas, ya que por un lado ambos tienen lazos sanguíneos en común, aunque no lo saben. Por otro lado, ambos son fruto de una relación impura a los ojos de la jerarquía eclesiástica, la que surge de personas de diferentes etnias.

Conocer estos detalles de su vida y de su pasado dará a la obra un final dramático, cargado de sorpresas y de desengaños que no hacen sino acentuar la cruel vida que han debido de llevar estas «aves» y el resto de indígenas. 

¿Cómo es el estilo de Clorinda Matto?

La narrativa de Clorinda Matto viene a contener una superposición de diversos estilos literarios que influenciaban la literatura del momento, tales como el costumbrismo, el romanticismo, el realismo y el naturalismo.

En Aves sin nido no faltan alusiones a la novela social, ya que vemos representado a lo más sórdido de la sociedad: violaciones, robos, asesinatos, sobornos, etc. Todo esto ocurre con total impunidad y bajo la legitimidad de un sistema de castas que distingue entre etnias. Es al fin y al cabo un grito desesperado en forma de novela de una autora que quiere ver un cambio social en su región. Tal y como expresa la propia Clorinda Matto en el prólogo:

“La novela tiene que ser la fotografía que estereotipe los vicios y las virtudes de un pueblo, con la consiguiente moraleja correctiva para aquéllos y el homenaje de admiración para éstas.
Es tal, por esto, la importancia de la novela de costumbres, que en sus hojas contiene muchas veces el secreto de la reforma de algunos tipos, cuando no su extinción.”

A la hora de expresar estas ideas, puede que Clorinda Matto peque de sentimentalismo, idealismo y maniqueísmo, ya que cada una de las etnias representa lo peor y lo mejor, el bien y el mal. 

Literariamente hablando, el lenguaje empleado en esta obra va en línea con la propuesta hispanoamericana que ya venía haciéndose en el siglo XIX y que continuará en el XX. Se trata de unas formas muy elaboradas y floridas que representan el estilo de aquella época. Ver las diferencias entre el vocabulario y la expresión del libro y nuestra habla nos hará tomar conciencia de la novela histórica que es. 

Conclusión.

El hecho de que etiquetemos Aves sin nido como una novela indigenista está marcado por el sentimiento del momento. Este sentimiento buscaba reaccionar ante el cosmopolitismo de las oligarquías sudamericanas reivindicando una cultura decimonónica. Esta cultura además no está vacía, sino que representa el espíritu de lucha de un pueblo, de una etnia. Además, la manera de representar al indio proviene del exotismo y del nacionalismo romántico, una idea muy europea, por cierto. La obra entera está cubierta con un manto de costumbrismo que permite acercarnos a esa realidad social. 

Se trata en definitiva de un libro ameno, que nos dibuja un retrato muy verídico de la Sudamérica de finales del siglo XIX. A lo largo de toda la novela se insiste en la importancia de la educación como mecanismo para conseguir el progreso en el sector de población indígena. Si nos interesa este tema y los sentimientos que provoca este sistema desigual de racismo y xenofobia, se trata de una lectura obligatoria.

Aves sin nido. Clorinda Matto. Distinta Tinta Ediciones.

Reseñas sobre literatura hispanoamericana en Cicutadry:

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Emmanuelle, novela de Emmanuel Arsan. Reseña de Cicutadry

Emmanuelle. Emmanuelle Arsan: Erotismo para mujeres

Emmanuelle fue, junto a Historia de O, la novela que revolucionó el género erótico en …

Deja una respuesta