Casandra, de Christa Wolf: palabra de mujer

Portada de Casandra, de Christa Wolf

Al leer la historia de Casandra que nos propuso su autora, Christa Wolf, el lector se acerca no solo al mito de este singular personaje femenino, sino a una comparación de la Antigüedad con el mundo contemporáneo de la autora (en el momento que escribió esta obra) y que mantiene toda su vigencia en la actualidad. El centro de esta novela corta es la opresión de la mujer ante un mundo liderado por hombres.

Casandra, más que un mito

Casandra nace de la mitología griega, y aparece o se la menciona, aunque de forma muy secundaria en la Ilíada y la Odisea de Homero, y también en el Agamenón de Esquilo, en este caso como un personaje algo más relevante y desarrollado.

En la obra de Christa Wolf se recoge la historia de esta joven: Casandra es la más bella de las hijas de Príamo y Hécuba, reyes de Troya. Siendo muy joven, recibe del dios Apolo la capacidad de ver el futuro. Pero Casandra pronto verá frustrada toda su virtud ante la maldición que recibe del mismo Apolo, el dios que en un principio la bendijo con este don, por no lograr acostarse con ella. Termina conjurándola para que nadie la crea nunca, hecho que hilará la vida de este personaje hasta su muerte.

Desde el inicio y, como fuese representado en la historia antigua, la mujer es vista como un objeto, sufriendo la venganza propinada por hombres poderosos, en un mundo que ellos mismos gobiernan.

No importará su posición como hija del rey Príamo, que en ese momento gobernaba Troya. Al predecir la inutilidad de la guerra y la caída del reino, inmediatamente es silenciada, jugando un papel muy importante su rol como mujer. Para acallar su voz crítica, el rey Príamo, su padre, manda encerrarla. Si Príamo no la mata es porque, pese a la opinión crítica de Casandra, que él considera traición contra el reino y contra su autoridad, ama a su hija Casandra.

Esa forma de piedad de Príamo frente a su hija legítima puede parecer despiadada. La decisión que toma es introducirla en una jaula de mimbre y meterla en el interior de un pozo, con el fin de que nadie más pueda oírla. Su determinación es no acabar con su vida, una decisión que habría sentenciado sin aspavientos el rey troyano ante las mismas circunstancias con cualquier otra persona.

Sería sencillo que comprendiéramos la locura de Casandra, ante tal destierro. Pero su don clarividente le permite alcanzar una sabiduría a la altura de una diosa. Poder comprender su situación y el destino que le depara a ella y a su pueblo le permite mantener su cordura.

La lucha callada de la mujer en el mundo machista

Hasta aquí, entender esta parte de la historia no nos resulta tan complicado. La autora consigue realizar una perfecta analogía del encierro de Casandra con el silencio de la mujer, que tiene que vivir en un mundo machista.

Actualmente, quizá nos resulte difícil situarnos en la época contemporánea de Wolf, no tan alejada en el tiempo. Sin duda, hemos visto cómo la mujer occidental ha conseguido ganar terreno en sus derechos, fundamentales para todos los seres humanos. Apenas en los años 80 del siglo XX, se iniciaba tímidamente un progreso de la mujer en torno a la igualdad, siendo esta obra, Casandra, una pieza clave. Por eso, no es extraño comprobar lo rápidamente que se difundió y tradujo a numerosas lenguas.

El personaje de Casandra, en la obra de Wolf, no dejará de defender lo que es y de ver en la mujer el futuro para la conservación de las naciones. Indudablemente, incluso en su propio padre, observa la incapacidad del hombre para tomar más medida que adentrarse en guerras inútiles, donde solo hallarán la muerte.

De la misma forma, Casandra perderá la vida por la voluntad del género masculino, descrito por la autora como algo muy distinto a los escritos mitológicos. Podremos ver en la obra de Wolf cómo los héroes griegos son hombrecillos, muchas veces manejados por su propia autoestima baja.

La autora deja ver la importancia de la mujer en la cultura de todos los tiempos. Con el castigo propinado a Casandra se resquebraja la cultura misma. Pero nuestra protagonista, antes de aceptar su destino, deja en la mano del resto de mujeres su historia, para que el futuro la conozca y pueda defender los derechos del género femenino.

Casandra es una metáfora sobre el poco valor que la sociedad ha concedido históricamente a las opiniones de las mujeres y la escasa credibilidad que se le ha atribuido a la palabra de una mujer en nuestro mundo. Con Casandra, Christa Wolf consiguió una obra redonda, contemporánea y antigua que nos permite recordar a la humanidad el importante papel de la mujer.

Casandra. Christa Wolf. Akal.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Borges en Ginebra cicutadry

Todos los libros de Jorge Luis Borges. Cartas a Roberto Godel

A mediados de 1914 se produce un hecho fundamental en la vida de Jorge Luis …

Deja un comentario