El diario de Satanás, de Leonid Andréiev: la condición humana

Portada de El diario de Satanás de Leonid AndréievEl ser humano siempre se ha reflexionado sobre su propia condición. Somos un conjunto de pulsiones y sentimientos que nos llevan a realizar todo tipo de acciones tanto para el bien como para el mal. Leonid Andréiev, no muy conocido en Occidente, pero sí influyente en la literatura rusa, concibió esta obra maestra donde el mismísimo Satanás decide participar de la comedia humana.

El caso de Leonid Andreiev es el de un escritor injustamente olvidado e ignorado. Casi imposible de encontrar salvo en librerías de segunda mano y en ediciones muy antiguas, la obra de Andreiev debería ser reivindicada como una de las más originales y notables de la literatura rusa. Junto a Los siete ahorcados, Judas Iscariote y Sachka Yegulev, la obra novelística de Andreiev es más que notable.

Cansado de la monotonía que le supone regir el Infierno, Satanás decide encarnarse en una persona y representar el papel del suplantado en que él mismo ve como una comedia: la vida. No elige a un individuo normal y corriente; sino que pone su objetivo en el adinerado Henry Wandergood, un empresario norteamericano oriundo de Illinois, de 38 años. Hizo su fortuna, valorada en tres mil millones de dólares, en la incipiente industria alimentaria.

El objetivo de Satanás es divertirse haciendo lo que mejor se le da: mentir y jugar con las pasiones humanas. Para tal fin, se dirige a nada menos que a Roma, con la idea de donar toda su fortuna a la beneficencia. ¿Quién podría esperar tal acto de un empresario de éxito? Desde el principio reflexiona sobre la naturaleza del ser humano y se queja de lo simple que es su lenguaje y su propia existencia, la cual solo se mide entre el nacimiento y la muerte.

Sin embargo, pronto comienza a experimentar su nueva condición y se encariña de los sirvientes de la carcasa que ocupa, previo asesinato sin misericordia de Henry Wandergood para ocupar su cuerpo. En el viaje a Roma sufre un accidente que le cuesta la vida a parte de sus acompañantes. Gracias a este infortunio conoce a algunos de los habitantes del lugar. Magnus y su hija María, un calco contemporáneo de la propia Virgen, acaban por acoger al pobre accidentado.

Gracias a estos personajes, Satanás conoce el amor a través de María, pero también la misantropía de Magnus, quien aspira a heredar toda la fortuna del rico norteamericano gracias a la belleza de su hija. El italiano tratará de convencer de la futilidad de la filantropía al propio Demonio, quien duda de sus actos; mientras descubre el amor, el deseo y la pasión.

Su fortuna también atrae a la Iglesia y un antiguo rey expulsado de su reino por la oleada democrática que sufre la Europa de principios del siglo XX. Se produce una suerte de tira y afloja en esta comedia que Satanás cree que es la vida humana, pero también conoce su lado amargo. Se encuentra con la soledad, la necesidad de ser escuchado, amado, respetado e incluso le sorprende el propio genio del hombre, aunque sea a través de la maravilla de contemplar la limpieza de un baño.

Gracias al propio Magnus y a pesar de los intentos de la Iglesia, termina por desistir de la filantropía y los sentimientos más oscuros comienzan a rondar por su mente mortal. Curiosamente, el propio Satanás cae embaucado por Magnus en un último movimiento para arrebatarle su fortuna. ¿Quién podría haber visto tanta inocencia en el rey del engaño?

En El diario de Satanás Leonid Andréiev nos hace reflexionar sobre la tragicomedia de la vida. Leyendo sus páginas, el lector encontrará dosis, casi a partes iguales, de misantropía y filantropía, y sin duda se sorprenderá cunad descubra que el propio Diablo acabará amando al ser humano, a través del amor a una mujer, y de la comedia que él mismo buscaba vivir con ironía, para luego odiarlo de la mano de un miembro de esta misma especie.

El diario de Satanás es una obra maestra donde Leonid Andréiev reflexiona sobre la complejidad de la condición humana, de nuestras pasiones, deseos y oscuridades a través de los ojos de un paradójicamente inocente Satanás.

El diario de Satanás. Leonid Andréiev. Editorial Calpe.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies