El libro de las pruebas, de John Banville: confesión de un asesino.

portada de El libro de las pruebas, de John Banville

El libro de las pruebas, publicado en 1989, es una obra escrita por el autor irlandés John Banville. Este creador se adelantó a su tiempo y, con una literatura de altísima calidad, realizó una novela moderna, en la que el trabajo de los personajes y el relato reúnen algunos de los atributos más valorados por la crítica literaria de la actualidad.

Esta contemporaneidad a la hora de presentar el relato y la excelente calidad en la redacción hacen que la aparente dificultad de leer un monólogo se nos olvide enseguida, por lo que disfrutamos de una lectura entretenida. Las descripciones exquisitas y el excepcional manejo de los tiempos son solo algunos de los puntos fuertes.

Una confesión para retratar un personaje

John Banville nos presenta el recurso de una confesión ante el juez para desarrollar la historia con la voz del propio protagonista como narrador. Mediante sus descripciones de los hechos y su punto de vista, Banville es capaz de retratar a un personaje a quien, aunque en ningún momento le podemos coger simpatía, sí que llegamos a entender.

Es odioso, contradictorio, dubitativo, con cierta inestabilidad psicológica y atormentado. A medida que avanzamos en la lectura y el retrato se hace más nítido, el perfil de Freddie Montgomery va adquiriendo todos los atributos y la complejidad que la crítica del siglo XXI adora. Es precisamente esta capacidad uno de los aspectos más celebrados de la novela.

El retrato nos muestra a alguien humano que evoluciona y se encuentra con sus propias paradojas. En ocasiones, podemos llegar a sentirnos identificados con él, hasta que esas ideas o pensamientos se llevan al límite. En esas situaciones, el estilo introspectivo pone de manifiesto la confusión y la oscuridad en la mente del personaje.

Aunque la técnica y el estilo con los que se ha escrito la novela son impecables, el tono lírico, cínico y autocomplaciente empleado por el narrador es la principal fuente de críticas. Esto, junto con el hecho de que, durante su confesión, Montgomery parece estar más interesado por indagar en las razones de cometer los delitos y comprenderse a sí mismo que en conseguir una sentencia favorable hace cuestionar la credibilidad del relato.

La historia

Como consecuencia del formato de la confesión, la historia se cuenta de delante hacia atrás y sitúa a Freddie Montgomery en el comienzo del relato en una prisión irlandesa, a punto de ser juzgado por los delitos de robo y asesinato. Esto hace que desde el primer momento conozcamos dónde van a desembocar los hechos contados.

A medida que va narrando su origen en una buena familia y su juventud como científico brillante, vemos cómo contrasta con su vida con los últimos años: a la deriva, viviendo un estilo de vida desordenado que le lleva a contraer una deuda. Tras el secuestro de su mujer y de su hijo como garantía de pago, Montgomery pone rumbo a Irlanda para conseguir dinero.

Es aquí donde, más movido por la fascinación que por la necesidad, decide robar un retrato, no especialmente valioso, de una mujer de mediana edad. Esta decisión le empujará a secuestrar y matar a una criada con el único móvil de tener la posibilidad de hacerlo.

El desapego, la obsesión y la incomprensión de las propias decisiones son solo algunas de las emociones que nos ayudan a acercarnos a la mente del protagonista y a comprender qué es verdad y qué es mentira en su relato.

El libro de las pruebas es la novela ideal para quienes son amantes de la novela policiaca y para aquellos que disfrutan con relatos que les permitan indagar en lo más profundo de la mente de los personajes. Se trata de literatura de alta calidad que hará las delicias de los lectores avanzados.

El libro de las pruebas. John Banville. Alfaguara.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Me llamo Rojo. Ilustración otomana

Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk: el pecado y el crimen por el arte.

Me llamo Rojo es una novela histórica ambientada en Estambul (Turquía). Fue escrita en 1998 …

Deja una respuesta