El talento de Mr. Ripley. Patricia Hihgsmith: el talento para la mentira y la impostura.

el-talento-de-mr-ripleyPara muchos, hablar de Patricia Highsmith es sinónimo de hablar de novela negra y de suspense. Si bien esta extraordinaria escritora ensayó géneros diferentes, también es cierto que la mayor parte de su producción literaria encaja en eso que se conoce como género negro, o de suspense. Sin embargo, Patricia Highsmith poseía un talento especial, mucho más complejo que el del señor Ripley, para hacer que sus novelas, cualquiera de ellas, puedan ser cualquier cosa menos convencionales.

El talento de Mr. Ripley es la primera novela de la autora en la que aparece este enigmático personaje, Tom Ripley, un personaje que comienza a definirse en esta novela y lo hace sin ninguna prisa, mostrándonos poco a poco todos sus matices, que van desde su lado más encantador hasta el más siniestro. La estructura narrativa que utiliza Patricia Highsmith es la de la tercera persona. Sin embargo, leyendo esta novela, uno tiene la sensación de que se trata de una falsa tercera persona, pues está completamente focalizada en Tom Ripley, de modo que el lector se adentra en los intrincados laberintos de su mente. Al comenzar la novela, el lector descubrirá, quizá con cierta sorpresa a un Ripley un tanto anodino. La autora nos lo presenta como un joven del montón, con un trabajo aburrido y una existencia monótona que, a lo sumo, el protagonista trata de sobrellevar con pequeñas estafas de poca monta que le proporcionan un plus de adrenalina. Es una persona de lo más corriente que parece resignada a llevar una vida intrascendente. Pero al poco de comenzar la novela, Ripley tiene un encuentro en un bar que cambiará por completo su vida. La persona con la que habla es Herbert Greenleaf, quien cree reconocer en Ripley a un amigo de su hijo Dickie. Aunque Tom y Dickie se conocen, no tienen una relación de amistad como la que el señor Greenleaf piensa, pero Ripley no lo saca de su engaño, y menos cuando aquel le hace una propuesta bastante tentadora: viajar a Italia con todos los gastos pagados para intentar convencer a su hijo de que regrese a Nueva York. Tom ve el cielo abierto u la oportunidad perfecta para romper con la rutina, al tiempo que se aleja de los clientes a los que ha defraudado antes de que se den cuenta de sus engaños y lo denuncien.

Será en Italia, en la localidad costera de Mongibello (inexistente en la realidad, para los curiosos), donde Ripley se dejará seducir completamente por la vida regalada y cómoda que encuentra allí, a expensas del padre de Dickie, en compañía de este y de su amiga. Tan a gusto se sentirá con su nuevo estilo de vida que Tom no sentirá el menor remordimiento por hacer lo que sea necesario, para mantener ese estatus. Es así como poco a poco vamos adentrándonos en el lado más oscuro de Tom, conociendo sus verdaderas motivaciones, los problemas familiares y sociales que padeció durante su infancia, e incluso una cierta ambigüedad sexual con la que la autora juega a la perfección.

Tras presentar a los personajes y las relaciones entre ellos, Patricia Highsmith despliega sin prisa lo que podría considerarse como la trama de suspense sobre la que gira la novela y que se fundamenta en ese talento de Tom Ripley al que alude el título, un talento especial para mentir, suplantar y sacar partido del dinero ajeno y que convierte la estancia de Ripley en Italia en unas largas vacaciones que terminan complicándose de un modo asombroso. Son muchas las temáticas que la autora toca en esta novela, no sólo la trama puramente detectivesca, sino la hipocresía y superficialidad de una clase social acomodada, la ambigüedad sexual, la falta de escrúpulos y la imaginación desbordante con que Ripley se ve abocado a actuar para salir del paso a cada nueva complicación. Tom Ripley es un personaje fascinante que nos atrae y nos repele al mismo tiempo: por un lado su inteligencia es evidente, pero también podemos apreciar en él un sentimiento de inferioridad, de envidia y, sobre todo, el deseo de ser otra persona, lo que le lleva al límite en varias ocasiones.

La sobriedad con que nos describe Patricia Highsmith la psicología de sus personajes, llenos de aristas y recovecos, es sencillamente magistral y, como en el resto de sus novelas, el lector tiene la sensación continua de una escritura dotada de amoralidad. No sólo no juzga a nadie directamente, sino que no tiene ningún reparo en hacer que, aparentemente, las malas acciones queden impunes, sin un castigo. Hay un momento a partir del cual a tensión es continua, lo que hace que la narración sea vibrante, apasionante.

Para los cinéfilos empedernidos, indico que hay dos versiones cinematográficas de esta novela. La primera, de 1960, dirigida por René Clement y protagonizada por Alain Delon, que se tituló A pleno sol. La segunda, de 1999, dirigida por Anthony Minghella y protagonizada por Matt Damon. De las dos, creo que la segunda es la más fiel al libro. No obstante, nada como sumergirse en las páginas de este libro y dejarse llevar por el talento literario de la genial Patricia Highsmith.

El talento de Mr. Ripley. Patricia Highsmith. Anagrama.

 

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Todos los libros de Jorge Luis Borges. Primeros textos (y IV): El rey de la selva. Prólogo a Notas Lejanas

Posiblemente, la fama internacional de Jorge Luis Borges se debe a su faceta como escritor …

Deja un comentario