La Babosa, de Gabriel Casaccia: un paseo por la miseria humana

Gabriel Casaccia, fue un escritor paraguayo conocido por sus obras literarias llenas de denuncia con respecto a la realidad de su país; La Babosa, publicada en el año 1952 no es la excepción. Irónicamente no tuvo ediciones en Paraguay, sino hasta la muerte de su autor.

La Babosa, transcurre en un pueblo de Paraguay situado a 20 kilómetros de Asunción, llamado Areguá, popular por ser el sitio de elección de los capitalinos para pasar sus veranos.

El personaje principal, es un arribista y novato abogado, llamado Ramón Fleitas, quien tiene como propósito abandonar su origen campesino, casarse con el amor de su vida y liberarse de la represión que representa para él vivir en este pueblo y no poder convertirse en poeta.

Tanto la historia de Ramón Fleitas, como todas las del pueblo, son llevadas y traídas por un personaje llamado Ángela, con una malísima fama de vieja chismosa en la comunidad, quien aunque fiel asistente de la iglesia, no era santa de devoción de nadie en el pueblo, incluso, ni del párroco, quien la aborrecía al punto de ponerle el apodo que la marcaría para siempre y por el cual todos la conocerían: La Babosa.

El pueblo parece ser una prisión para quienes habitan en él. Frustrados, con deseos de salir y marcharse muy lejos de allí, pero sin los recursos económicos para poder hacerlo; sus historias se desenvuelven en una miseria que limita su existencia, llevando a los personajes a crear intriga y envidia entre sus vecinos. Es allí donde Doña Ángela. no deja escapar ningún pormenor de la vida de los demás, “babeando” su chisme malintencionado por todo el pueblo.

Bien supo aclarar Gabriel Casaccia en la introducción de La Babosa, que no pretendía que el lector viera a ningún paisano de Areguá reflejado en la historia, ya que los personajes de su novela no fueron tomados de la realidad del pueblo, sino sólo de su realidad imaginativa.

Gabriel Casaccia plasma en esta novela las circunstancias en que las que se despiertan pasiones y conflictos de opiniones e intereses, convirtiendo a sus personajes tanto en culpables como pecadores, siendo al mismo tiempo son gente sencilla de pueblo.

La Babosa; hace un recorrido por las diversas características del ciudadano, que aunque negativas y por momentos conformistas, también pretende reflejar en parte la idiosincrasia del paraguayo común.

A Gabriel Casaccia le atribuye ser el fundador de la narrativa moderna en Paraguay, en parte porque su obra literaria está llena de vigor. En el caso concreto de La Babosa, el autor se atreve, a través de la presentación de sus peculiares personales, a indagar en la parte más grotesca y negativa de la condición humana y su comportamiento, que por momentos llevan al lector al asombro pues hay momentos en los que no parece haber ni un solo personaje que no sea egoísta y que tenga un ápice de bondad.

Se percibe que el autor, al escribir La Babosa, exalta la mediocridad, la mentira y el falso testimonio como una rutina de supervivencia del entorno, llevándolo a dejar en evidencia el espíritu y psicología de sus protagonistas, indiferentemente de que eso los salva o los condena.

Gabriel Casaccia, aprovechó su exilio en Argentina para escribir esta poderosa obra y dejar fluir todo su sentimiento de crítica contra la situación política de aquel entonces, por lo que en su narrativa y descripción de los personajes se puede apreciar bastante visceralidad.

Elementos como la ambición, la intriga y el chisme, forman parte de La Babosa, generando un hilo conductor que evidencia de una forma crítica los problemas de convivencia y conducta que influyen de muchas formas en las sociedad paraguaya.

El lenguaje narrativo del autor es muy sencillo, lo que facilita al lector la posibilidad de transportarse fácilmente al lugar donde se desencadenan todos los hechos, permitiéndole al lector que de alguna manera se sienta parte de la historia. A veces se entremezclan frases en guaraní para acentuar el carácter bilingüe de los paraguayos.

Definitivamente La Babosa, marca un antes y después en la carrera de Gabriel Casaccia y del género literario narrativo de Hispanoamérica. La Babosa, como personaje, no es más que una metáfora del clima social y de la mentalidad existente en el Paraguay de la época. La novela, obliga a sus lectores a mirar un poco más adentro de sí mismos, como una opción, una posibilidad de salvarse también de la miseria humana a través de la literatura.

La Babosa. Manuel Casaccia. CEAL.

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Ensopegando en Nueva York, de Eduardo Mendoza. Reseña de Cicutadry

Ensopegando en Nueva York, de Eduardo Mendoza: El escritor más gamberro

Ensopegando en Nueva York fue el primer cuento escrito por Eduardo Mendoza, publicado en la …

Deja una respuesta