La casa de los espíritus de Isabel Allende, la realidad mágica en una saga familiar

Portada de La casa de los espíritus, de Isabel Allende

Isabel Allende se estrenó en el mundo de la literatura con La casa de los espíritus en 1982. Su éxito fue prácticamente inmediato, dando muestras del gran talento de la escritora chilena, y pronto se traduciría a numerosos idiomas. Además, el libro fue llevado al cine de la mano de Bille August en 1993. Actores de gran fama como Meryl Streep, Jeremy Irons, Glenn Close, Winona Ryder o Antonio Banderas participaron en la película.

La historia de una familia

La casa de los espíritus nos narra la historia de una poderosa familia de terratenientes latinoamericanos. Los Trueba son el eje central de esta novela, cuya figura principal, y a través de la cual se narran los acontecimientos, es Esteban Trueba, el patriarca. Él mismo logró hacer que la familia tuviera un nombre, pero con el tiempo se ha convertido en una figura despótica y violenta.

La narración mezcla elementos realistas y sobrenaturales, está claramente influenciada por la narrativa de Gabriel García Márquez y se enmarca en el realismo mágico. Buena muestra de ello es el personaje de Clara: segunda esposa de Esteban y hermana de su primera mujer, es capaz de comunicarse con los muertos, predecir el futuro y mover objetos con su mente. Estas extraordinarias capacidades, y su belleza, suscitan un gran interés en Esteban, incluso tras la muerte de la propia Clara, quien seguirá en su vida como un fantasma.

De este amor nacen Blanca y unos mellizos, siendo la primera de gran importancia para el desarrollo de la trama. Junto a su madre, tratan de cambiar el carácter agresivo de Esteban, quien en su ambición llega a ser senador del país en un difícil momento. La personalidad del protagonista y su posición conservadora causa toda una serie de tensiones que estallan cuando su hija Blanca se enamora de Pedro Tercero García, el hijo de uno de los jornaleros del patriarca. En un ataque de ira, Esteban golpea fuertemente a su esposa Clara, momento a partir del cual esta deja de dirigirle la palabra.

La situación hará que Estaban llegue al borde de la locura. La creencia de que Pedro pertenece a una clase social inferior, lo que restaría prestigio a la familia y pondría en riesgo todo su trabajo, unido al hecho de que es un revolucionario genera todo tipo de conflictos. Esteban trata de separarlos casando a su hija con un francés de posición acomodada, pero Blanca huye. Además de los conflictos familiares, La casa de los espiritus navega en un plano político caracterizado por los cambios, la tensión y cierto aire de revolución, todo lo cual termina por impactar en la familia Trueba a través de su patriarca. 

Sin embargo, cuando entra en escena Alba, la hija de Blanca y Pedro, se abre una nueva puerta para Esteban. Alba desarrolla un carácter fuerte y con unos principios opuestos a los de su abuelo, pero pese a las diferencias logra convertirse en su favorita. Alba será el personaje crucial que logrará la redención de Esteban. A través del sufrimiento de Alba, que tras un golpe de estado es detenida, torturada y violada, y la entereza que posee para sobrellevar y superar estos terribles hechos, Esteban consigue reconciliarse no solo con su realidad, sino que también lo hace con su familia, aunque lo logra al final de su vida.

En cuanto al plano político, La casa de los espíritus nos muestra una realidad marcada por el cambio y los aires de revolución, algo que podemos ver en el noviazgo de Alba con Miguel, un guerrillero de izquierdas. Las clases populares claman por sus derechos y por un mundo más justo, algo que choca frontalmente con un mundo más conservador y rígido cristalizado en la figura de Esteban.

Al final, podemos ver un mensaje de esperanza y de reflexión que viene marcado por el comportamiento de los personajes. Una vez más Alba es un gran ejemplo, ya que ella encarna el cambio, la capacidad de perdonar y de seguir adelante pese a un pasado lleno de dolor y sufrimiento. Pese a caer en ciertos momentos en un tono amargo, la novela consigue mantener el ritmo y enganchar de principio a fin.

A día de hoy, La casa de los espíritus sigue siendo la obra más conocida e importante de Isabel Allende. La triste realidad de la política en los países de Hispanoamérica acompaña el devenir de los personajes de esta gran obra en la que están presentes la dictadura y el afán por una libertad que parece escaparse de las manos. La casa de los espíritus es una novela que logra emocionar y que aborda todas las pasiones humanas: el amor y el odio; la ambición y la decadencia; la ilusión y la desesperanza; la crueldad y la culpa; el rencor y la fraternidad; la soberbia y el perdón. Todo ese cúmulo de pulsiones están reflejadas en esta novela de forma magistral.

La casa de los espíritus. Isabel Allende. Debolsillo.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Nueve cuentos malvados de Margaret Atwood

Nueve cuentos malvados, de Margaret Atwood: el deseo, el éxito, la vejez y el amor

En Nueve cuentos malvados, Margaret Atwood nos presenta a través de nueve historias un retrato multifacético sobre el deseo, …

Deja un comentario