La espuma de los días, de Boris Vian: la ternura melancólica

Portada de Laespuma de los días, de Boris Vian

La espuma de los días es, probablemente, el título más interesante de la producción literaria de Boris Vian. El prolífico y polifacético autor francés cultivó varios  géneros y disciplinas artísticas, la música entre ellas, pero es en esta novela en donde consigue alcanzar un mayor nivel estético y lograr un estilo surrealista, propio y exclusivo, pero también maduro y suficiente para el entendimiento del gran público.

El estilo de Vian es muy peculiar. No solo en su prosa, sino también en las figuras retóricas que utiliza. Emplea una interesante mezcla entre algunas de las principales vanguardias del momento. Muchos le sitúan como un autor surrealista, pero lo realmente propio es considerarlo como un patafísico. No en vano la Escuela de Patafísica llegó a nombrarlo como “Sátrapa trascendente”.

La patafísica fue una corriente intelectual y cultural de Francia que se expandió rápidamente por todo el mundo. Consistía en entender la ciencia de otra manera, no tanto como una sucesión de argumentos lógicos sino que también había espacio para la imaginación, lo inconexo, y los juegos de palabras.

Ese es uno de los recursos que más se pueden apreciar en la obra de Boris Vian. Incluso en esta novela, ya que el eje central surge del absurdo, de algo absolutamente imposible y que, sin embargo, el autor mantiene con la particular coherencia inherente a este tipo de narraciones.

La historia principal narra el amor que hay entre Colin y Chloé. El primero vive cómodamente de las rentas y no necesita de ningún trabajo para sostenerse. En principio, la historia de amor de esta pareja se trata como un romanticismo que va devorándoles trágicamente. El auténtico drama surge de una manera surrealista y absurda cuando a Chloé le nace un nenúfar en el pulmón. Evidentemente se trata de un símil de la enfermedad, pero embellecido en este caso por la potente imagen metafórica de la flor.

A la historia de amor entre Colin y Chloé hay que unir las historias paralelas de amor entre dos parejas más: una la formada por Chick y Alise, y otra la formada por Nicolas e Isis.

Chick es un amigo de Colin sin recursos económicos, y Alise es la prima de Nicolas. El conflicto de esta pareja vendrá dado por la falta de recursos económicos y, aunque Colin intenta ayudarlos dándoles una importante suma de dinero para que se puedan casar, Chick gasta todo el dinero en comprar las obras de su admirado Jean Sol Partre, un escritor intelectual que lo tiene epatado y cuyo nombre es un claro trasunto de Jean Paul Sartre. Alise ama a Chick con locura, pero se siente decepcionada cuando descubre que el amor intelectual que Chick siente por su ídolo literario trasciende al amor que siente por ella, lo que conduce a Alise a tomar una determinación tan trágica como surrealista, aunque cargada de simbolismo.

Por su parte, Nicolas se nos presenta como un personaje más secundario pero que juega un rol importante. Nicolas trabaja como cocinero para Colin y está enamorado de Isis, que pertenece a una clase social alta. Nicolas actúa en esta novela más como un contrapunto con las otras dos historias de amor, que tienen un cierto componente surrealista y que confiere a la novela un estilo propio y muy particular.

La desgraciada enfermedad de Chloé pone en aprietos a la pareja y hace que Colin actúe de una forma verdaderamente desesperada y desgarradora. Colin decide invertir toda su fortuna para intentar conseguir la sanación de Chloé. Ambos viajan a las montañas y Colin le compra grandes cantidades de flores para que se mejore pronto.

Finalmente cuando la sanación parece producirse y el nenúfar del pulmón le desaparece, vuelve a nacerle otro. A partir de aquí, empieza la caída en picado de la vida de ambos protagonistas. Boris Vian dibuja una serie de escenas muy potentes para explicar la angustia de una situación tan desesperada. Colin ya no puede permitirse vivir de rentas, así que tiene que empezar a trabajar para pagar las flores, mientras que ella se va empequeñeciendo, así como su hogar. Los amigos y las visitas ya no entran, incluso, por los angostos pasillos de la casa.

El dramático desenlace de Colin y Chloé así como la ruptura de Chick y Alise vienen a significar la imposibilidad de la felicidad a través del amor, incluso cuando se trata de personas que se quieren con locura. La muerte y la posibilidad del suicidio laten continuamente en esta novela escrita a ritmo de música de jazz.

El estilo de La espuma de los días consiste en una prosa ágil pero melancólica; se trata de una obra asfixiante que aumenta la tensión en torno a las dos parejas de protagonistas. Una reflexión sobre la vida, la muerte y el amor y sobre la tragedia que, en ocasiones, se precipita sobre algunos individuos en concreto. A partir de ahí, el ambiente se vuelve angosto, los problemas se acumulan y, al final, el discurso recae sobre el enfrentamiento natural entre la vida, impulsada por el amor, y la muerte, rodeada siempre de angustias, penurias y tristezas.

El lector encontrará en La espuma de los días los juegos clásicos de Boris Vian: el absurdo y la imaginación, pero teñidos, en esta ocasión, de un profundo color triste que se va intensificando a medida que avanza la novela. La degradación de las relaciones amorosas, la imposibilidad de amar y de ser feliz, parece ser el eje central que mueve la trama, posiblemente influenciada por el espíritu existencialista que marcó aquella época a través de intelectuales tan destacados como Jean Paul Sartre.

La espuma de los días es, sin lugar a dudas, una de las grandes obras de Boris Vian, y tal vez sea el título más personal y profundo que se puede encontrar dentro de la obra personalísima de este singular autor francés.

La espuma de los días. Boris Vian. Alianza Editorial.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Manual para mujeres de la limpieza

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin: el relato confesional

Manual para mujeres de la limpieza se ha convertido en una de esas sorpresas literarias …

Deja un comentario