Las 10 mejores novelas de amor

El amor siempre ha sido uno de los grandes temas de todos los tiempos en la literatura universal. Y es que este siempre es capaz de levantar las grandes pasiones humanas, de inflamar nuestra imaginación y de hacer que comprendamos los libros de una forma mucho más viva y cercana.

Cualquier lista puede resultar engañosa o desacertada según sea el gusto de cada lector. No obstante, nuestra intención con este artículo es, señalarles algunas de las mejores novelas de amor de todos los tiempos. Las grandes plumas que han escrito algunas de las frases más sensibles y tiernas que se pudieran imaginar y que, aun a día de hoy, siguen narrando historias cargadas de gran simbolismo y de profundo romanticismo.

El amor en los tiempos del cólera (1985), de Gabriel García Márquez

El gran autor de Cien años de soledad ha escrito también una de las mejores novelas románticas de todos los tiempos. En ella se narra la historia de amor que surge entre Florentino Ariza y Fermina Daza. Y la pregunta que sirve como hilo conductor del argumento es tan sencilla como compleja: ¿qué puedes hacer cuando el gran amor de tu vida se casa con otra persona?

Ella elige al doctor del pueblo, que está luchando contra el cólera, para ascender así en la escala social. Es una decisión que toma muy a su pesar, puesto que ella está profundamente enamorada de Florentino. 40 años después, vuelven a encontrarse.

Esta novela fue llevada al cine en 2007, protagonizada por Javier Bardem.

Adiós a las armas (1929), de Ernest Hemingway

El premio nobel americano firmó una de las grandes historias de amor de todos los tiempos. Se trata de una novela escrita en clave autobiográfica, donde se cuentan las experiencias del escritor durante la Primera Guerra Mundial y la forma en la que resulta herido de gravedad y cómo se enamora de una de las enfermeras de los hospitales militares.

A partir de aquí, tendrán que mantener su romance en secreto mientras que escapan de una Italia devastada por la guerra para poder vivir pacíficamente lejos de las batallas y de la sangre. Una historia cargada de dramatismo y de violencia narrada en todo momento con la encomiable destreza del gran escritor americano, con un tono aséptico, directo y crudo.

Frank Borzage la llevó al cine en el año 1932, con el inimitable Gary Cooper como protagonista.

Hermosos y malditos (1922), de F. Scott Fitzgerald

Una de las grandes novelas americanas del siglo XX. Aquí también podemos encontrar un fuerte componente autobiográfico. Concretamente, se trata de una historia que recuerda mucho a la vida del propio Scott con su pareja Zelda. La suya fue una de las relaciones más llamativas y alocadas de su tiempo, y precisamente eso se reproduce en la novela.

En el libro se habla de dos jóvenes que se enamoran de forma apasionada. Son ricos y están sanos, lejos de los problemas. Pero como le sucede a cualquier persona, pesa sobre ellos una maldición natural: la propia de la edad. Y es que poco a poco la vejez y las deudas los van asolando, lo que les mueve a vivir en un ambiente más asfixiante, donde el alcohol suma problemas y, poco a poco, el lector asiste al derrumbe de su mundo. Una preciosa novela cargada de amor y de tristeza.

El amante (1984), de Marguerite Duras

Escrita en apenas cuatro meses, esta magnífica novela consagró a Duras como una de las grandes narradoras de su tiempo. Pero, además, suponía un punto de inflexión dentro de la literatura de la época. Y es que narraba en este libro sus primeras experiencias sexuales y románticas a la edad de 14 años. Un auténtico escándalo para su tiempo. Y, más aún, si tenemos en cuenta que el hombre con quien mantuvo relaciones era un millonario que le sacaba bastantes años.

Este libro mantiene elementos exquisitos a nivel literario. Y poco después de publicarse se convirtió en un clásico absoluto de la literatura francesa.

Una novela francesa (2009), de Frédéric Beigdeber

El autor lleva años consagrándose como el enfant terrible de la literatura francesa. Pero en esta obra en particular desnuda su alma y muestra una parte privada especialmente tierna. Se trata de un libro disgregado, que surge a raíz de la experiencia del autor después de ser detenido por posesión de cocaína y llevado a una cárcel en la ciudad de París. Pero la verdadera historiad de la novela es la que cuenta sobre el amor que experimentaron sus padres.

A partir de ahí, desarrolla una cronología de su familia, explicando todos sus pormenores, y cómo sus parientes se han ido juntando. Para luego hablar, también, de sus propios amores y también de su descendencia. Un relato tierno, sorprendentemente íntimo, que muestra lo mucho que ha marcado el amor la propia vida del autor.

Los puentes de Madison County (1992), de Robert James Waller

Un título tremendamente famoso en gran medida por la adaptación a la gran pantalla que hicieron de ella Meryl Streep y Clint Eastwood. La novela explica lo que le sucede a una mujer con hijos, de unos 40 años, cuando conoce a un fotógrafo con una vida mucho más disipada y nómada que la suya. Se trata de la irrupción de una tormenta amorosa, que bruscamente cambia todo a su alrededor.

La novela habla sobre el tremendo poder que tiene el amor, sobre la forma en la que este puede cambiar la vida de una persona y lo imposible que resulta ignorarlo en el mismo momento en que hace acto de presencia.

La espuma de los días (1947), de Boris Vian

Colin y Chloé se enamoran el uno del otro en una fiesta, pero surge un problema tremendamente grave: a ella le nace un nenúfar en el pulmón. A partir de aquí, la pareja irá viendo cómo su felicidad poco a poco se reduce hasta casi la asfixia, y cómo son incapaces de hacerles frente a los problemas que les asedian y viendo que el bienestar que habían alcanzado se les escapa entre los dedos.

La novela mantiene todos los elementos imaginativos propios del universo tan característico de Vian. El surrealismo, el sentido del humor, la imaginación disparatada, etc. A través de todos estos detalles construye una historia absolutamente tierna y única, entrando luego en el largo desfiladero de la tristeza por el que se despeñará la pareja. Incapaces de recuperar la felicidad inicial.

Seda (1996), de Alessandro Baricco

Una novela corta cargada de poética y de amor en cada uno de los detalles de la narración. En ella se cuenta la historia de cómo un comerciante francés, siguiendo la Ruta de la Seda, se enamora de una mujer japonesa absolutamente sorprendente y única. Se trata de una pasión irrefrenable, a primera vista, un amor casi desquiciado.

A partir de ese primer contacto se obsesionará con ella, y tratará de recorrer el mundo cada vez que le sea posible con tal de verla de nuevo y de tratar de descifrar el enigma que encierra. Este libro se convirtió enseguida en un pequeño clásico atemporal que reflejaba como ningún otro toda esa fascinación que nos sugiere siempre el mar, la auténtica pasión instantánea que surge a veces entre las personas.

La educación sentimental (1896), de Gustave Flaubert

El gran escritor francés del siglo XIX fue capaz de crear una de las obras inmortales más conocidas de todos los tiempos. En el marco de la Revolución francesa, Frédéric Moreau se muda a París, y allí se enamora de una mujer mucho mayor de él. A partir de ese contacto irá narrando sus experiencias con todo tipo de mujeres.

Se trata, en general, de una novela que habla acerca de la frivolidad del amor en determinados ambientes, y de cómo la pureza, una vez corrompida, apenas se puede recuperar. Es el descenso al vicio por parte de Moreau, una caída hacia los propios infiernos de un personaje que sirve como reflejo de su tiempo. Una representación muy exacta de la forma en la que los errores pueden pesar sobre nosotros durante toda una vida.

Pregúntale al polvo (1939), de John Fante

De carácter autobiográfico, esta novela cuenta cómo Arturo Bandini trata de hacerse un hueco en Los Ángeles como escritor, malviviendo en pensiones malolientes y tratando de conseguir dinero de las publicaciones literarias de la época. Al mismo tiempo, se enamora de Camilla, una mexicana que trabaja como camarera.

El principal problema entre ambos es que él no conseguirá mostrarle completamente sus sentimientos, lo que evidentemente va a afectar negativamente a la relación. En un ambiente cambiante y ajetreado se desarrolla este clásico de la literatura estadounidense. Una obra que habla sobre la lucha de un autor por conseguir desarrollar su voz propia al tiempo que se ve todavía incapaz y demasiado inmaduro como para sostener una relación adulta.

Estas diez novelas componen una selección entre las mejores novelas de amor de todos los tiempos. Un repaso por algunos de los romances novelados más interesantes que ha habido, reflejados todos ellos con sus luces y sus sombras. Historias de desgarro, profundamente emotivas, que logran tocar el alma del lector y que te ofrecen una romántica y dulce evasión de la realidad.

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Rayuela de Julio Cortázar

Reseña de Rayuela, de Julio Cortázar: queremos tanto a Julio.

En mi opinión, quienes deseen acercarse a la obra de Julio Cortázar deben hacerlo preferentemente …

Deja una respuesta