Los ángeles de hueso, de Marcio Veloz Maggiolo: adiós a la locura.

Los Ángeles de hueso, de Marcio Veloz Maggiolo, es la narración interior de un hombre tocado por la locura que vive recluido en su habitación. A lo largo del día recibe la visita de  diferentes personas, algunas de ellas solo existentes en su mente. Toda la narración es, por tanto, como un largo monólogo interior de un hombre trastocado que pasa los días en la cama, y en estado casi catatónico.

Contexto de Los ángeles de hueso.

La historia se desarrolla en los años que sucedieron al golpe de estado que el coronel Elías Wessin dio al recién nombrado presidente Juan Bosch, en 1963, el primer presidente elegido democráticamente tras la muerte del dictador Trujillo. Como reacción al golpe, algunos dominicanos se agruparon en milicias y vivían ocultos en las montañas, lanzando ataques a modo de guerrilla. A muchos de ellos les costó la vida.

Personajes y argumento de Los ángeles de hueso.

El personaje principal de Los Ángeles de hueso es un joven (no se menciona su nombre en toda la novela) con la mente totalmente trastocada a raíz de la muerte de su hermano. El protagonista vive con su madre y no sale de su habitación. Vive obsesionado con la imagen de su hermano muerto violentamente tras ser detenido y torturado.

Antes del luctuoso hecho que provoca su demencia, el protagonista estudiaba Derecho y vivía una vida normal. Desde el día de la tragedia, tiene ideas suicidas y vive prácticamente aislado salvo por las visitas de su madre, del médico y de la mujer de su hermano. El joven también “habla”, a causa de su trastorno, con personajes que habitan en su imaginación.

La madre del protagonista vive pendiente de su hijo, lo cuida aunque obviamente la situación le resulta muy dolorosa. Con el marido ausente, un hijo muerto y el otro enfermo sin remedio, trata de suplir su tristeza esmerando sus cuidados y atención con el hijo que le queda.

Cabe destacar el personaje de Amparo, la mujer de Juan. A lo largo de la narración de Los Ángeles de hueso, Amparo visita al joven frecuentemente y en todas las ocasiones que lo hace, se presenta como si fuera su mujer y hace el amor con el joven, aunque este mantiene la suficiente “lucidez” para saber que ella no es realmente su mujer y simplemente se deja hacer con docilidad.

Por último está el médico que visita al joven paciente. Por sus visitas periódicas sabemos el estado y la evolución del enfermo. La madre le cuenta que, en ocasiones, su hijo pasa las noches gritando y entonces tiene que avisar al médico para que le inyecte un medicamento que el muchacho llama “la miel”, porque suaviza su estado de ánimo y le provoca una sensación placentera aunque el pinchazo le disguste.

Entre las personas “visitan” al joven en su imaginación cabe destacar a Farina, una muchacha campesina casada con Juan Ciprián que desea quedarse embarazada. Al no conseguirlo, decide suicidarse lanzándose a los tiburones. Posteriormente, los hermanos de Farina matan a machetazos Juan Ciprián, creyéndolo responsable de la muerte de su hermana.

Otra de las alucinaciones recurrentes del protagonista de Los Ángeles de hueso es un insecto empeñado en molestar al enfermo quien quiere atraparlo porque piensa que se burla constantemente de un profesor de álgebra que él aprecia mucho y que, aunque ya está muerto “visita” al joven en su habitación para darle clases de matemáticas. También se menciona en varios pasajes la historia de un amigo de su padre que murió ahogado, o la de una banda de músicos que tocan en una iglesia y que desafinan tanto que hasta las imágenes de la iglesia parecen disgustarse.

En definitiva, a lo largo de la narración el joven protagonista rememora hechos que saltan por su mente con un orden caótico y disperso. Además de los ya referidos, se hace referencia a una antigua novia, o a unos extraños seres de barro, bailarines que danzan en su habitación, y un largo etcétera. Todos ellos son personajes que aparecen y desaparecen y que muestran el desorden mental del protagonista.

Trasfondo de la culpa, locura y expiación en Los ángeles de hueso.

Los Ángeles de hueso es una novela en la que el tema principal es claramente la locura. Pero hay que destacar que dicha locura ha sido causada por un hecho traumático del que el personaje se siente responsable en cierta medida.

A lo largo de la obra, el joven se reprocha no haber ido con su hermano a las montañas y apuntarse a la guerrilla (conocida como Movimiento Revolucionario de 14 de junio). El haber sobrevivido no solo lo considera una cobardía, sino algo intolerable. El final sugerido es previsible y prácticamente inevitable por el desarrollo de los acontecimientos.

Como conclusión, Los ángeles de hueso es una novela que, pese a no estar del todo dentro de ese grupo de “novelas del dictador” que tanto han proliferado en la narrativa hispanoamericana, si tienen elementos en común pue, aunque no se hable salvo por alusiones del golpe de estado y de los dictadores, podemos ver las consecuencias del horror y de la muerte aunque en este caso solo trasciendan a un solo personaje. Una obra interesante que merece la pena revisar.

Los ángeles de hueso. Marcio Veloz Maggiolo. Editorial Cole.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Los cantos de Maldoror

Los cantos de Maldoror, del Conde de Lautréamont: visiones de la crueldad

Los cantos de Maldoror, del escritor Isidore Lucien Ducasse, mejor conocido como el Conde de …

Deja una respuesta