Los pichiciegos, de Rodolfo Fogwill: la supervivencia como fin

Los pichiciegos es una obra de Rodolfo Fogwill que nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes soldados argentinos enviados por la dictadura militar que desertan y se refugian en una cueva subterránea de una isla durante la Guerra de las Malvinas. El ejército argentino los da oficialmente por muertos, pero realmente están escondidos dentro de una cueva, llamada pichicera.

La historia se lleva a cabo en el año 1982, desde abril hasta junio, momento en el que desembarca el ejército inglés en la isla y encierra a los soldados argentinos.

La dura historia de un grupo de soldados argentinos

Esta historia se centra en cómo estos soldados intentan sobrevivir luchando contra el frío, el hambre, el miedo y, sobre todo, la guerra. Los miembros mantienen los rangos, con lo que los sargentos intentan cuidar de la tropa, manteniéndola en secreto e intentando evitar ser invadidos.

Estos soldados se autodenominan Los pichiciegos en alusión a un animal, parecido a un armadillo y que vive en cuevas subterráneas. Durante la historia el autor describe de manera directa y cruda las condiciones de vida de los jóvenes. Viven en un escondite y el exterior está repleto de enemigos, soldados ingleses, soldados argentinos, la dictadura de Galtieri e incluso los altos mandos. Los soldados se cuentan historias, chistes, cantan canciones e intentan llevar a cabo todo tipo de pasatiempos para no pensar en su penosa situación.

Para poder subsistir establecen su propio sistema con leyes y normas. Los soldados establecen roles entre ellos; de esta forma hay un almacenero que se encarga de los alimentos mientras que otra serie de soldados se encargan a salir a buscar víveres por la noche. Conforme avanza la narración se van contando las cosas que pasan tanto dentro como fuera del refugio, mostrando la dificultad creciente de los soldados por permanecer escondidos y tratar de solventar la carencia de alimentos y medicamentos que necesitan.

Esta obra tuvo un reconocimiento inmediato debido al modo en que está narrada, ya que trata con crudeza la guerra y muestra cómo los jóvenes desertores del ejército argentino pensaban que ese conflicto era absurdo. Este pensamiento era habitual en ciertos sectores durante esa época, ya que muchos argentinos pensaban que era un conflicto que no tenía sentido. Lo cierto es que a la gran mayoría de la sociedad de esa época el conflicto les resultaba lejano e indiferente.

Justamente esa indiferencia es la que Rodolfo Fogwill trata de criticar de forma sarcástica en Los pichiciegos, posicionándose de esta forma tanto en el el rechazo a la guerra como en la apatía de sus compatriotas, si bien ese desinterés también pudo ser debido a que la opinión pública, durante ese régimen militar, estaba manipulada por el gobierno a través del poder y los medios de comunicación.

La novela presenta a los militares profesionales argentinos en un tono más negativo que positivo, mostrando la corrupción, el maltrato a los soldados de rangos inferiores y llevando a cabo toda clase de actitudes reprochables. Los soldados británicos se presentan de manera más aséptica, con más medios, mostrándolos como buenos estrategas y mejor pagados.

Además, la obra presenta múltiples referencias históricas y literarias, como por ejemplo una alusión al Che Guevara, al que el narrador se refiere como un médico argentino. Para entender muchas de estas referencias hay que tener un elevado nivel cultural en torno a temas relacionados con la sociedad latinoamericana.

Otro dato interesante sobre los personajes que aparecen es que hay uno llamado Manuel, inspirado en el escritor Manuel Puig, y que aporta momentos interesantes que no tienen desperdicio. El resto de personajes se dividen entre “dormidos” o “despiertos” en función de que se encuentren dentro o fuera de la pichicera. Uno de ellos, el que escribe la historia que le va narrando Quiquito, uno de los soldados, es un trasunto del propio Rodolfo Fogwill.

Sin duda, un libro muy interesante de leer. Rodolfo Fogwill comenzó a escribirlo cuando el conflicto bélico estalló. Publicada clandestinamente en 1983, apenas un año después del fin de la contienda, Los pichiciegos nos habla con crudeza sobre la estupidez de esta guerra. Fogwill arremete contra la clase militar argetina y critica, al mismo tiempo, la indiferencia del pueblo argentino contra una guerra que muy pocos intelectuales se atrevieron a criticar. El maestro Borges fue uno de los pocos que se mostró muy crítico con el conflicto de las Malvinas y arremetió directamente contra la cúpula militar, a la que acusó de soberbia e incompetencia:

“¡Los militares que nos gobiernan son tan incompetentes, tan ignorantes! Nadie conocía esas islas, hizo falta que nuestros militares la desenterraran para hacer la guerra; los militares nuestros son mucho más peligrosos para nuestros compatriotas que para el enemigo. Las Malvinas fue una guerra de dos calvos por un peine.

Los pichiciegos. Rodolfo Fogwill. Periférica.

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Manual para mujeres de la limpieza

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin: el relato confesional

Manual para mujeres de la limpieza se ha convertido en una de esas sorpresas literarias …

Deja un comentario