Poetas de Argentina: José Hernández

José Hernández (1834-1886). Argentina

José Hernández

José Hernández fue el primer gran poeta de Argentina. Aunque inició sus estudios en Buenos Aires, debido a una enfermedad pulmonar que contrajo siendo aún un adolescente, tuvo que trasladarse a la Pampa, donde se crió con sus tíos y con sus abuelos. Esa estancia de varios años en el campo le permitió conocer a fondo el mundo rural y el mundo de los gauchos, que lo marcó para siempre hasta el punto de influir de forma determinante en su obra poética y literaria, cuyo mayor exponente fue el conocidísimo poema El gaucho Martín Fierro, obra que influyó de una forma notable en la literatura argentina y que fue alabada con posterioridad, entre otros muchos literatos, por Leopoldo Lugones, Ricardo Rojas o Jorge Luis Borges.

A José Hernández se lo considera como el principal exponente de la denominada literatura gauchesca, que recrea el particular lenguaje de los gauchos y su peculiar modo de vida.

Con una indudable inquietud intelectual y alto compromiso en la vida política de Argentina, José Hernández ejerció como periodista, militar y político. El poema de El gaucho Martín Fierro es muy extenso y, como muestra, pueden ver a continuación los cien primeros versos que dan comienzo a esta importante obra poética que merece la pena leer detenidamente en su totalidad:

Aquí me pongo a cantar
al compás de la vigüela,
que el hombre que lo desvela
una pena estrordinaria,
como la ave solitaria,
con el cantar se consuela.

Pido a los santos del cielo
que ayuden mi pensamiento;
les pido en este momento
que voy a cantar mi historia
me refresquen la memoria
y aclaren mi entendimiento.

Vengan santos milagrosos,
vengan todos en mi ayuda,
que la lengua se me añuda
y se me turba la vista;
pido a mi Dios que me asista
en una ocasión tan ruda.

Yo he visto muchos cantores,
con famas bien obtenidas,
y que después de alquiridas
no las quieren sustentar-:
parece que sin largar
se cansaron en partidas.

Mas ande otro criollo pasa
Martín Fierro ha de pasar,
nada lo hace recular
ni las fantasmas lo espantan;
y dende que todos cantan
yo también quiero cantar.

Cantando me he de morir,
cantando me han de enterrar,
y cantando he de llegar
al pie del Eterno Padre-
dende el vientre de mi madre
vine a este mundo a cantar.

Que no se trabe mi lengua
ni me falte la palabra
el cantar mi gloria labra
y poniéndome a cantar,
cantando me han de encontrar
aunque la tierra se abra.

Me siento en el plan de un bajo
a cantar un argumento-
como si soplara el viento
hago tiritar los pastos-
con oros, copas y bastos,
juega allí mi pensamiento.

Yo no soy cantor letrao,
mas si me pongo a cantar
no tengo cuándo acabar
y me envejezco cantando;
las coplas me van brotando
como agua de manantial.

Con la guitarra en la mano
ni las moscas se me arriman,
naides me pone el pie encima,
y cuando el pecho se entona,
hago gemir a la prima
y llorar a la bordona.

Yo soy toro en mi rodeo
y toraso en rodeo ageno,
siempre me tuve por güeno
y si me quieren probar,
salgan otros a cantar
y veremos quién es menos.

No me hago al lao de la güeya
aunque vengan degollando,
con los blandos yo soy blando
y soy duro con los duros,
y ninguno, en un apuro
me ha visto andar titubiando.

En el peligro ¡qué Cristos!
el corazón se me enancha
pues toda la tierra es cancha,
y de esto naides se asombre,
el que se tiene por hombre
ande quiera hace pata ancha.

Soy gaucho, y entiendanló
como mi lengua lo esplica,
para mí la tierra es chica
y pudiera ser mayor,
ni la víbora me pica
ni quema mi frente el Sol.

Nací como nace el peje
en el fondo de la mar,
naides me puede quitar
aquello que Dios me dio
lo que al mundo truje yo
del mundo lo he de llevar.

Mi gloria es vivir tan libre
como el pájaro del Cielo,
no hago nido en este suelo
ande hay tanto que sufrir;
y naides me ha de seguir
cuando yo remonto el vuelo.

Yo no tengo en el amor
quien me venga con querellas,
como esas aves tan bellas
que saltan de rama en rama
yo hago en el trébol mi cama,
y me cubren las estrellas.

Y sepan cuantos me escuchan
de mis penas el relato
que nunca peleo ni mato
sino por necesidá;
y que a tanta alversidá
sólo me arrojó el mal trato.

Y atiendan la relación
que hace un gaucho perseguido
que fue buen padre y marido
empeñoso y diligente,
y sin embargo la gente
lo tiene por un bandido.

El gaucho Martín Fierro es, como puede deducirse de los versos anteriores, un poema narrativo, esto es, una historia relatada en formato de verso. El poema constituye una denuncia social en la que Martín Fierro, el narrador, comienza hablándonos de su vida sencilla y apacible junto a su familia en la Pampa y como esta se ve trastornada cuando lo obligan a alistarse forzosamente en el ejército para tomar parte en la guerra contra los indígenas, guerra que en ningún momento siente como suya, por lo que acaba desertando.

Además de ser un bello alegato contra la guerra, en este poema conoceremos la desgarradora historia de Martín Fierro quien, al desertar, se convierte en un proscrito. Como consecuencia de su deserción su casa familiar es destruida y su familia, se ve obligada a huir y Martín Fierro sale en su busca hasta que consigue reencontrarse con ellos. Acompañado de su guitarra, Martín Fierro relata en formas de canciones hechas versos su azarosa vida a un público formado por un puñado de indígenas que lo escuchan embelesados.

José Hernández con su obra de El Martín Fierro logró la obra más importante de la poesía gauchesca y una de las obras cumbre de la literatura argentina, hasta el punto de que el natalicio del poeta se festeja en Argentina con la fiesta denominada El día de la tradición.

 
Reseñas sobre literatura hispanoamericana en Cicutadry:

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Todos los libros de Jorge Luis Borges. Primeros textos (y IV): El rey de la selva. Prólogo a Notas Lejanas

Posiblemente, la fama internacional de Jorge Luis Borges se debe a su faceta como escritor …

Deja un comentario