Poetas de Costa Rica: Aquileo Echeverría

Aquileo Echeverría (1866-1911). Costa Rica

En 1866, el 22 de mayo, nació Aquileo Echeverría, quien se considera el poeta nacional de Costa Rica. Trabó una fuerte amistad con el insigne poeta Rubén Darío, y su obra poética es sumamente amplia. Aquileo Echecerría trabajó como comerciante y, debido a este trabajo, sus poesías tienen una notable influencia folklórica. Su obra se sigue considerando hoy en día como un tesoro de las letras hispanoamericanas, pues además de su altísima calidad, describe con inusitada fuerza la situación de los campesinos de la época, por lo que se considera perteneciente al costumbrismo.

ACUARELA

A Francisco Alpízar A.

Con la tinaja al cuadril
alegre va la trigueña
por el camino que lleva
al arroyo de la selva. 
Los pájaros la saludan,
las mariposas la besan;
arcos triunfales le brindan
higuerones y altas ceibas,
y alfombras multicoloras
margaritas y verbenas.
No empaña una nube el cielo
ni su semblante una pena;
al balcón de sus ojazos
se le asoma el alma entera,
canta como el pajarito
que nadie a cantar enseña;
canta cosas delicadas
que saca de su cabeza:
«Qué alegre que está la tarde,
qué bonita, qué serena;
¿qué buscan las tortolitas
que corren entre las yerbas?
Muy buenas tardes, jilguero,
¿cómo está tu compañera?
Estrellitas de los cielos,
¡quién os mirara de cerca!
¡Adiós, colibrí orgulloso,
ya sé lo de la azucena!
Mariposas de oro y grana,
volad, que la noche llega.»
Al arroyo va la niña;
en la clara linfa llena
la vasija y ve su imagen
en las aguas prisionera.
Las piedrecillas menudas
que brillan sobre la arena
son de variados colores
y son de formas diversas.
Flores mil de mil linajes
engalanan las riveras
y mecidas por el aire
la Cándida espuma besan.
Lejos un viejo cenzontle
en un cedro se recrea,
ensayando una balada
que compuso a las estrellas;
y es de oír las otras aves
que en el canto se embelesan,
imitando los arpegios
de su inimitable lengua.
Con claveles olorosos,
cuyo rojo vivo alegra,
se engalana la muchacha
las rollizas, largas trenzas;
y tendida sobre el césped
que le brinda almohada fresca,
bajo el palio de esmeralda
de las gráciles palmeras,
da a los vientos juguetonas
sus sencillas pastorelas,
ya pintando sus amores,
ya sus dichas, ya sus penas.
¡Qué admirable en su apostura
y sus formas qué perfectas!
Duro el seno de amplias combas,
recios muslos y caderas;
pies menudos, lindos brazos,
ojos vivos, boca fresca.
Por el toldo de las ramas
filtra el sol sus ígneas flechas,
que al besar su carne firme
como en mármol reverberan.
Flor del campo, margarita,
quien te vio de esa manera,
decir puede que vio ninfas
en un bosque de esta tierra
una tarde azul de mayo,
una tarde placentera
en que al aire regalaban
los cenzontles sus endechas,
sus aromas los rosales
y el arroyo sus cadencias;
una tarde en que la niña
fue por agua hacia la selva,
una tardecita hermosa,
una tardecita fresca.

Tema

El poema Acuarela de Aquileo Echeverría nos muestra realmente la descripción de una niña de unos 16 años que camina una tarde a través del campo hacia un arroyo. Al leerlo detenidamente, se puede en verdad percibir el paisaje que rodea a la niña de una forma tan precisa que es casi como si estuviésemos viendo una pintura de esa escena, una acuarela con trazos precisos y límpidos.

Estructura externa 

Con maravillosos versos en octosílabos, Acuarela está lleno de metáforas, que ayudan a hacer una descripción más sutil y matizada de las sensaciones que quiere trasmitir Aquileo Echeverría, de símiles e hipérboles que hacen que cada verso deleite al lector. Los versos:

y es de oír las otras aves
que en el canto se embelesan,
imitando los arpegios
de su inimitable lengua.

son un ejemplo de las suaves y deliciosas descripciones, en las que el lector puede sumirse en las poesías de Aquileo Echeverría.

Estructura interna

Acuarela de Aquileo Echeverria, nos cuenta la descripción casi bucólica del caminar de una joven que va hacia el rio a recoger agua con una vasija, en una tarde de cielo azul, un contenido resumido en una frase, pero que realmente es enriquecido por la profunda descripción que hace el poeta tanto del camino, magnífico, lleno de flores, de sombras y luces producto del sol sobre la naturaleza que le rodea, de la muchacha misma que lleva el agua, e incluso de las aves que se oyen en ese momento.

El poema de Acuarela destila una enorme dulzura y cercanía al lector, impresión que se acentúa con la visualización del poema como un cuadro majestuoso, por lo que el título de esta obra es en verdad apropiado.

Es la descripción, tan cercana al lector, lo que logra trasmitir un cúmulo de sensaciones maravillosas, logrando casi desgranarse mágicamente en cada palabra.

Valoración

 Aquileo Echeverria es realmente uno de los poetas ideales, tanto por su métrica, como por sus figuras literarias, ya que las utiliza en forma abundante y precisa. El uso de palabras como “apostura”,” pastorelas”,” palio” de uso tradicional hacia 1800, convierten sus escritos en un verdadero tesoro ya que nos deja vislumbrar en un pequeño asomo la cultura de la época.

Siendo Aquileo un poeta costumbrista, Acuarela es uno de los poemas más representativos de las letras costarricenses, por su contenido, las hermosas figuras que el autor utiliza y, además, el arte que realmente muestra en el hecho de que su métrica sea perfecta en todos los versos, lo que le da un mayor valor en el mundo literario.

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

Retrato de Magda Portal

Poetas de Perú: Magda Portal.

Magda Portal (1900-1989). Perú. Magda Portal fue una escritora, política y feminista peruana. Formó parte …

Deja una respuesta