Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante: un paseo por La Habana.

Portada de Tres tristes tigres-Guillermo Cabrera Infante

Tres tristes tigres fue la primera novela del escritor Guillermo Cabrera Infante que con la que alcanzó notable repercusión.

Publicada en 1968, Tres tristes tigres se iba a titular inicialmente Ella cantaba boleros. La novela es una versión, bastante retocada, de su anterior trabajo Vista del amanecer en el trópico, con el que Guillermo Cabrera Infante ganó el premio Biblioteca Breve en 1964.

Como todas las obras de Guillermo Cabrera Infante, Tres tristes tigres se caracteriza por el uso ingenioso del lenguaje. El autor juega continuamente con el lenguaje, usando juegos de palabras, o introduciendo coloquialismos cubanos, así como guiños y referencias a otras obras literarias.

En Tres tristes tigres, se relata la vida nocturna de tres jóvenes en La Habana de 1958. En Cuba, la obra fue tildada de contrarrevolucionaria lo que le costó al autor la expulsión de la Unión de Escritores y Artistas, y que fuera calificado de traidor.

Crítico implacable del régimen castrista, Guillermo Cabrera Infante nunca regresó a Cuba y se negó a que sus obras Tres tristes tigres y La Habana para un infante difunto fueran publicados dentro de la línea de edición de emigrados del Ministerio de Cultura.

Tres tristes tigres está considerada como una de las obras más importantes y representativas de la literatura hispanoamericana. Narrada en La Habana, Cuba, en el año 1958, (en vísperas de la revolución cubana) cuenta la vida de tres amigos que buscan vivir al máximo las experiencias que se pueden encontrar en la ciudad cuando llega la noche. La obra está dividida en secciones inconexas en las que cada personaje va mostrando su punto de vista en el desarrollo de la trama.

¿Quiénes son los tres tristes tigres?

Arsenio Cue es un actor y aspira a llegar a ser escritor. Eribó es un amante de la música. Por último, Silvestre es un amante del cine, de las calles de La Habana (la cual también es un personaje en sí en esta historia) y del mar. Este grupo de amigos tiene como escenario las calles y su ambiente, preferentemente el nocturno.

En esta narrativa se muestra una ciudad que, a pesar de ya contar con edificios destruidos o decadentes, la vida cultural es el motor. Para estos tres amigos, la condición social no tiene relevancia; viven para disfrutar de la música, del cine, de los cabarets y de la noche, pues todos sus personajes giran alrededor de esta y de todos sus encantos y placeres. Otro elemento esencial de Tres tristes tigres es la música, siempre presente, y a lo largo de las páginas de esta novela se mencionan a ilustres representantes de la época como a Ignacio Piñeiro, Elena Burke, Rita Montaner y Olga Guillot.

El erotismo, muy presente en toda la obra de Guillermo Cabrera Infante, es otro de los componentes de la historia. La Habana es una ciudad que cuenta con los elementos propicios: los bares, el alcohol y la noche se conjugan para crear el ambiente perfecto y les permite a los protagonistas salir de “cacería” todas las noches, pero con la misión de encontrar el lugar preciso. Los bares eran el lugar para el encuentro de los amantes, en los que la música y el baile eran los detonadores de la sensualidad.

Tres tristes tigres Es un texto sumamente rico en sus descripciones, tanto de las calles, los paisajes y el caminar de las mujeres.

Estos tigres juegan con el lenguaje y su doble sentido, confundiendo muchas veces al lector creando mayor incertidumbre y buen humor. El propio autor aclara en el prefacio que la novela está narrada en “cubano”, puesto que emplea el ingenioso lenguaje tropical de la isla con todos los elementos lingüísticos que la caracterizan. Se apoya de constantes referencias a personajes del momento, así como a otras obras literarias, por lo que es considerada una de las más importantes que se hayan escrito en el continente americano. Se escribió en 1965 y su título está inspirado en el tradicional trabalenguas infantil, también de origen cubano. Por motivos de censura impuestos por Fidel Castro, la novela fue reescrita y se publicó en 1967.

Es un texto casi cinematográfico (recordemos que Guillermo Cabrera Infante fue un cinéfilo incontestable e incluso ejerció de guionista).

En Tres tristes tigres las noches largas se transforman en amaneceres nostálgicos en los que queda el recuerdo de la música, el arte, la literatura y el malecón.

El encanto de la noche habanera

El lector de Tres tristes tigres  se deleitará a lo largo de sus páginas con una lectura ingeniosa, sensual, estética, llena de información que lo pondrá a prueba continuamente, desafiándolo a comprender el lenguaje y su contexto, a descifrar a imaginarlo todo.

Tres tristes tigres es una novela de personajes tristes, tal y como su propio nombre lo indica. Una historia de amor que permanece omitido en los detalles. Es un homenaje a la Cuba de finales de los años 50s, de sus noches, de los clubes nocturnos escenarios de las pasiones de los jóvenes de la época. Un libro que, como su autor ha recomendado, vale la pena leer en voz alta, pues las historias que aquí se cuentan están llenas de voces de hombres y mujeres.

Tres tristes tigres. Guillermo Cabrera Infante. Seix Barral.

Rate this post

Acerca de Jaime Molina

Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Check Also

La fiesta del Chivo-Mario Vargas Llosa

La fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa: contra el totalitarismo.

La obra de Mario Vargas Llosa se caracteriza por haber novelado distintas representaciones y dinámicas …

Deja una respuesta