El exilio y el reino, de Albert Camus: la búsqueda de un orden moral

Portada de El exilio y el reino, de Albert CamusAlbert Camus es un autor al que conocemos principalmente por sus aportaciones en el terreno de la novela, siendo sus dos obras más conocidas La peste y El extranjero, aunque Camus también cultivó otros campos, como el del teatro, el artículo y el ensayo. Sin embargo, apenas nadie recuerda su extraordinaria aportación en la narrativa breve, porque tan solo publicó un libro de relatos, que es el que hoy reseñamos. El exilio y el reino es un conjunto de seis relatos que el autor francés escribió ya en su última etapa y que fue publicado en 1957, el mismo año que se le concedió el Premio Nobel y tres años antes de su muerte en un accidente de coche. Los seis cuentos están marcados por una misma idea unitaria: la fraternidad humana y la búsqueda de un orden moral en el mundo. En esta obra queda plasmada toda la coherencia intelectual de un autor extraordinario en su etapa de madurez estilística e intelectual.

El marco a través del cual aparecen los protagonistas de los relatos es especialmente similar. Se trata de un elenco de personas perdidas que buscan el camino, la forma de volver a reorientarse en una sociedad de la que se sienten expulsados. Se trata, siguiendo la metáfora del título, de un exilio obligado y de un reino al que tratan de volver. Sin embargo, el mensaje que subyace en todos los relatos, permite atisbar un fondo de esperanza. Al contrario que los existencialistas puros, Camus creía firmemente en el ser humano. Todos los personajes de El exilio y el reino experimentan el dolor, la tristeza, el desánimo; sus vidas parecen haber llegado a un límite insoportable que les hace sentirse extranjeros del mundo que los rodea. Sin embargo, en todos los relatos se deja entrever una luz al final del túnel. Los seis relatos que componen El exilio y el reino son los siguientes:

La mujer adúltera, es el magnífico relato que abre el libro y es una clara muestra de la madurez estilística y narrativa del autor desde sus primeras líneas. Comienza con una mujer que observa una mosca revolotear y así se pierde en sus pensamientos. La mujer, Janine, acompaña a su marido Marcel en un viaje de negocios por el norte de África. Se trata el suyo de un matrimonio de conveniencia en el que ella se siente atrapada, prisionera. Sin embargo, ella se mantiene junto a su marido porque se siente necesitada y porque comprende entonces que ella misma necesita de esa dependencia para dar un sentido a su vida.

Los mudos, tiene como protagonista a Yvars, un tonelero que poco a poco ha perdido la gracia de buena parte de los detalles que construían el placer y la felicidad en su vida diaria. En este caso, el relato se situaría en su edad adulta, en el delicado momento en el que todo rastro de infantil inocencia se ha perdido. La historia se desarrolla en una jornada laboral, desde que Yvars va al trabajo por la mañana hasta que vuelve a casa por la tarde. Camus nos describe el amanecer, el aire, cómo se filtra la luz del día a través de los ventanales en la fábrica de toneles, detalles en los que Ybars ni siquiera parece reparar. Su vida es rutinaria y monótona. Se siente viejo y cansado. Sin embargo, a la vuelta a casa, en pleno atardecer, Ybars se detiene a contemplar el mar, y en esa contemplación Camus nos describe con un lirismo sublime toda la melancolía que oprime al protagonista.

El huésped es otro relato extraordinario en donde la acción se vuelve a situar en el norte de África. El protagonista es un maestro rural llamado Daru. El principal conflicto, como se deriva del título, podemos encontrarlo directamente en el tipo de convivencia al que se ve sometido y cómo esta nunca llega a transformarse realmente en una verdadera integración, acentuando todavía más el aislamiento del protagonista. La historia comienza cuando a la casa de Daru, un ser solitario, se presenta la policía con un prisionero árabe acusado de asesinato. La policía encarga al maestro su custodia y le requieren que lo acompañe al día siguiente a la ciudad para entregarlo a las autoridades. Con esta obligación impuesta, Daru acoge al árabe en su casa pero no lo trata como a un prisionero sino, como indica el título del relato, le ofrece las comodidades propias de un huésped de quien él es su anfitrión. A la mañana siguiente, Daru parte con el árabe para entregarlo a las autoridades policiales. Sin embargo, el giro final de la historia es verdaderamente revelador y nos ofrece, una vez más, esa visión moral tan particular que tenía Camus. Posiblemente sea este mi relato favorito del libro.

La piedra que crece, ofrece una perspectiva narrativa diferente a la de los anteriores títulos, y la acción se sitúa esta vez en Brasil. En este caso la visión es claramente de esperanza y con una carga mucho más optimista que el resto de relatos, aunque todos compartan un cierto elemento de optimismo, de unión o de luz hacia el final del texto. El protagonista, en este caso es d’Arrast, un ingeniero francés que llega a una pequeña población de la selva brasileña, con el fin de construir una presa. Allí conoce a los nativos del lugar y entre ellos, a un cocinero que ha hecho una singular promesa al Buen Jesús por haberlo salvado de morir ahogado que consiste en llevar, en procesión, una gran piedra sobre su cabeza. Cuando el cocinero fracasa en su empresa, d’Arrast tomará el releve y cargará con el peso de la piedra para tratar de terminar la procesión y satisfacer la promesa que hizo el cocinero. Un relato ejemplificador de ese sentimiento anhelante de Camus por la fraternidad humana.

Jonas o el artista en el trabajo narra un aislamiento diferente. Aquí el protagonista es un pintor joven que, sorprendentemente, alcanza un enorme éxito en su campo. Tanto es así que se convierte en una de las principales referencias culturales del momento. Sin embargo, lejos de proporcionarle felicidad, este hecho lo aísla de su familia y de sus amigos, sumiéndolo en una terrible crisis personal y creativa.

El renegado o un espíritu confuso es el relato más experimental de la obra. Narrado en primera persona, se centra en mostrar las patologías psicológicas de un personaje. Se trata de un misionero al que han cortado la lengua y que está fuera de su país, y que solo se puede expresar gracias a su pensamiento. En este relato Camus aprovecha para introducir parte de su sistema filosófico y de sus ideas más importantes.

La idea de fondo que subyace en toda la obra de Albert Camus es la de una sociedad perdida que trata de encontrar un orden moral. Para entender ese sentimiento de confusión, debemos retrotraernos A la terrible situación en la que quedó Europa tras el horror vivido durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de ahí, surgió un nihilismo, un desentendimiento con el mundo que rodea a unos personajes insatisfechos, perdidos, extraviados. Son los seres exiliados a los que se refiere Camus titulando este libro de relatos como El exilio y el reino.

A partir de ahí lo que estas personas sin norte buscarán será recuperar de nuevo ese sentimiento de pertenencia. Pese a la dificultad y pese a su aparente pesimismo, Camus era optimista y al final de sus relatos siempre ofrece una esperanza. El hilo de fondo siempre es la distancia con el mundo, y al final un cierto iluminismo que consigue traer de vuelta y unir a sus protagonistas. Y el canal a través del cual esta se manifiesta en la hermandad humana, en la posibilidad de generar vínculos por parte de las personas. El exilio y el reino es, sin duda alguna, como todas las de Camus, una obra extraordinaria y absolutamente recomendable.

El exilio y el reino. Albert Camus. Alianza Editorial

Otras entradas de Albert Camus en Cicutadry:

Acerca de Jaime Molina

Jaime Molina
Licenciado en Informática por la Universidad de Granada. Autor de las novelas cortas El pianista acompañante (2009, premio Rei en Jaume) y El fantasma de John Wayne (2011, premio Castillo- Puche) y las novelas Lejos del cielo (2011, premio Blasco Ibáñez), Una casa respetable (2013, premio Juan Valera), La Fundación 2.1 (2014) y Días para morir en el paraíso (2016).

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies